Archivo de la etiqueta: casa

Casa Chaucha

 

En Casa Chaucha no hay dos casas iguales. Lo que sí hay es una sucesión de hogares, la mayoría en Argentina, con muchísimo carácter, poco minimalismo de revista de interiores y mucha vida, muchos objetos, rincones, textiles, colores, recuerdos, libros. En definitiva, el tipo de casa que tanto nos gusta. Me la recomendó Vero, del encantador blog Alma singer.

Hace unos años hice un viaje inolvidable por tierras argentinas, en Buenos Aires sólo pasé tres días (una gota en el oceano), pero fueron suficientes para quedarme con las sensaciones visuales, los aromas, los gustos, el trato con la gente. Estas casas contienen esas sensaciones, de inmediato he notado la "argentinidad" (si es que se puede decir así) que poseen. Espero poder volver algún día, con más tiempo y, ¿quien sabe?, quizás visitar algunas casas de este maravilloso país.

 

 

 

Casa de Vicky.

 

 

 

 

 

Casa de Lucía.

 

 

Casa de Julie Álvarez

 

 

Alojamiento en Suecia

 

Hace unos días, Cris me avisaba de que había encontrado una casa de las que me gustan, en el blog de sfgirlbybay. Este, a su vez, reproducía las fotos que había hecho Chelsea (de {frolic!}) en un viaje a Suecia, del cottage en el que se había alojado. No he podido resistirme a enseñaros las imágenes. Volvemos a ver, nuevamente, esos interiores de blanco puro salpicados de detalles de color, tan característicos de los interiores nórdicos. Son ambientes frescos y a la vez sumamente acogedores, una combinación ganadora.

 

 

 

 

 

Estas imágenes son de la casa de los propietarios del cottage, que viven al lado. Bonita idea la de los retratos de los niños en blanco y negro.

 

 

 

 

(Mi hijo pequeño tiene un hipopótamo rojo igualito que el de la foto. De Ikea, claro.)

 

Desde luego, si algún día viajo a Suecia, me plantearé seriamente alquilar un apartamento o una casita en vez de ir a un hotel. Me apunto la referencia, más información e imágenes en sfgirlbybay.

 

 

La vie en gris souris

Montesson es una pequeña ciudad francesa, situada a 15 quilómetros de París y a poca distancia de Versalles. Jamás había oído hablar de ella hasta que conocí virtualmente La vie en gris souris. Esta tienda de muebles y decoración, que también edita una revista, es uno de esos rincones en los que uno puede quedarse ensimismado durante largos ratos. Para quien no sepa francés, el nombre podría traducirse como "La vida en gris ratón"  un juego de palabras que recuerda la vie en rose  y el ratón es un personaje presente en la tienda. Esto es lo que dice una de las clientas habituales: "La tienda es hermosa, y el ratón delicioso. Es una visita obligada en los paseos con las amigas, de camino a comprar el pan o después de la escuela para saludar y charlar con el ratón… Es un lugar ideal para pasar un rato un viernes por la tarde, para comprar un regalo o para levantar el ánimo los días de lluvia. En definitiva, ¡un placer!". Dice la propietaria que, tras leer esto, el ratón se sonrojó.

Si visitar la web ya es un placer exquisita selección musical y bonitas imágenes de los productos supongo que verla en directo será todavía mucho mejor.

 

 

 

 

 

 

¿Tenéis cerca de casa alguna tienda-refugio que os haga sentir igual que a la clienta de La vie en gris souris? ¿Algún lugar en el que podáis pasar largos ratos contemplando los escaparates, paseando entre los estantes, mirando los productos, charlando con los propietarios? ¿Un rincón de vuestra ciudad que os haga sentir bien incluso cuando no compráis nada allí?

 

 

Sanctuary

 

Sanctuary es el blog de una finlandesa que comparte aquí su "cuaderno de recortes virtual" de inspiración e ideas para convertir su viejo apartamento en la ciudad, al que se ha mudado recientemente, en un rincón con cierto aire shabby chic.

Lo mejor es ver algunas de las imágenes que ha recopilado, bonitas estampas de aire romántico, realmente sugerentes.

 

Casa de Malene Birger vista en Sköna Hem.

 

 

      Blom House, Richard Powers.                   Casa de Jenna Lyons en Living Etc.

 

Fotos de Anita Behrendt.

 

 

Foto de Paul Viant vista en Desire to Inspire.

 

Rincones

 

Creo que la mayoría de las veces, lo que da más personalidad a una casa no son los muebles o el color de las paredes o el tipo de pavimento (aunque todo esto influye y crea un marco de partida) sino los detalles, los rincones, las pequeñas cosas que demuestran que allí vive alguien.

Algunos elementos que podemos encontrar en la muestra fotográfica que he seleccionado para ilustrar a lo que me refiero cuando hablo de "rincones":

La elección de la decoración de las paredes: bocetos, caricaturas, fotografías de familia, grabados, postales láminas o incluso recortes y trozos de embalaje.

Los objetos decorativos sobre los muebles o en las estanterías: flores, maquetas, objetos raros y curiosos, cerámica, plantas, máquinas antiguas, velas, juguetes.

La presencia de libros, y también de música, revistas, cuadernos…

Telas, cojines, cestas de mimbre, cajas, taburetes…

 

Design*Sponge.

  

Hus&Hem.

 

Design*Sponge.

 

Cookie Magazine.

 

Design*Sponge.

 

Design*Sponge.

 

 

Hus&Hem.

 

 

¿Cómo personalizáis los rincones de vuestra casa? ¿Tenéis algún rincón preferido? Podéis dejar un comentario o enviarnos una foto.

 

Si estáis en flickr, acabamos de crear un grupo para compartir fotos de los rincones favoritos de nuestras casas. Es este: Rincones de mi casa. Todo el mundo está invitado a unirse. De vez en cuando haremos una selección de imágenes para mostrarlas aquí, en Kireei, pero allí siempre estarán disponibles todos vuestros (y nuestros) rincones. ¿Os apuntáis?

 

Dwell

 

 

Dwell es una conocida revista de arquitectura, interiorismo y decoración, hecha desde San Francisco y a la que podemos suscribirnos desde cualquier parte del mundo. Pero Dwell no es una de esas minoritarias y especializadas revistas de arquitectura en la que los entendidos disfrutan admirando fríos y enormes espacios vacios en armónicas composiciones geométricas según las últimas tendencias internacionales. Tampoco es una revista de interiorismo para millonarios dispuestos a invertir fortunas en un solo mueble. Ni una revista de decoración en la que todo parece perfecto, cuidadosamente estudiado e insoportablemente artificial.

Su "Manifiesto del frutero" (Fruit Bowl Manifesto) es muy claro al respecto. Señalando con ironía cómo en muchas revistas de arquitectura o interiorismo podemos encontrar un inmaculado bol de manzanas verdes en un baño, o uno de granadas en una habitación, resalta la falta de naturalidad de este tipo de puestas en escena. Aseguran que si en una de sus casas aparece un frutero, es porque a los dueños les gusta la fruta. Dicen en su manifiesto: "Pensamos que es posible vivir en una casa o un apartamento planificados por un audaz arquitecto moderno, tener muebles y productos especialmente bien diseñados, y aún así, ser un ser humano normal. Creemos que el buen diseño es una parte integrante de la vida real. Y la vida real ha brillado por su ausencia en la mayoría de revistas de diseño y arquitectura. (…) queremos demostrar de que la casa moderna es una casa confortable. Que los mejores arquitectos del momento son capaces de crear entornos que sean a la vez actuales y acogedores."

 

Estas son algunas de las imágenes que podemos encontrar allí: