Archivo de la etiqueta: educación visual y plástica

La mirada infantil a través de la fotografía

17_octubre_2012_canon_s95_9

 

Cuando hablamos de incorporar las nuevas tecnologías al aula siempre pensamos en ordenadores. Pero tecnologías, nuevas o no tan nuevas, hay muchas. Una de ellas es la fotografía digital que de “nueva” solamente tiene la parte digital, parte que le ha otorgado a un invento centenario un montón insospechado de posibilidades en el aula y fuera de ella gracias al abaratamiento del proceso por la desaparación del carrete.

La fotografía, como el cine, pone en juego valores artísticos, culturales y personales. Ayuda a prestar atención a lo que nos rodea, a dar forma a las ideas, a afilar la sensibilidad, a documentar procesos y resultados, a relacionarse con el mundo, a expresarse con otros lenguajes…

Muchas escuelas ya han incorporado la cámara digital a la cotidianeidad del aula para mostrar el día a día de los niños. Algunas de estas escuelas han puesto la cámara en las manos de los alumnos para hacer que sean ellos mismos los que documenten sus procesos de aprendizaje y dejen constancia de las creaciones efímeras que van mucho más allá del dosier en papel: construcciones, danzas, representaciones… 

La asociación cultural A Bao A Qu trabaja para la introducción de la creación en las escuelas e institutos, y ha puesto en marcha diversos programas de cine y fotografía. Uno de estos programas, Cinema en Curs, ha llegado a la escuela Congrés-Indians de Barcelona y se ha materializado en una exposición: “Los edificios y espacios arquitectónicos del barrio desde la mirada de los niños” . Es increíble comprobar cómo la mirada de los niños no tiene los límites que a veces nos autoimponemos los adultos. 

15_octubre_2012_canon_s95_26_0

 

15_octubre_2012_canon_d10_28_1

 

16_octubre_2012_canon_d10_4

 

23_octubre_2012_canon_d10_49 (1)

Os invito a conocer la exploración fotográfica por el barrio y el visionado y selección del material que hicieron. Una de las maestras que ha seguido el proceso, Isabel, me dice que vivirlo en persona ha sido muy emocionante y transmitirlo en palabras, muy difícil. Personalmente, es un proyecto que me emociona simplemente mirando el blog, viendo las imágenes y leyendo las explicaciones. 

Saliendo de la escuela también la cámara puede tener un papel tan importante como el de los libros, los juguetes, el papel y el lápiz, o cualquier otro material que alimente la imaginación y estimule la creatividad. Como ejemplo os quiero mostrar algunas fotos que ha hecho Rita, una niña, hija de Caterina Pérez . Acompaño las fotos con un extracto de los comentarios de su madre. 

15

 

5

 

4

 

Al regresar a casa (pues estos días me toca tallerear mientras papá se ocupa de los chicos) mi chica me muestra con emoción su colección de imágenes. Se ha pasado el día retratando “el día” y todavía estoy con la boca abierta. Y es que en sus fotos hay algo muy de mí… no sé cómo explicarlo… la sensación de que se fija en mi mirada sobre el mundo mucho más de lo que yo me doy cuenta….

11

 

…incluso tiene una preciosa serie de fotos sacadas en la calle! Su forma de sacar fotos me ha dado mucho que pensar… mucho.

DSCN0104

El otro día volvíamos a casa y de repente me llamó. Me giré y la vi detrás de su camarita. Un instante tan solo. Y luego se acerco corriendo y me enseñó la foto que acababa de tomar y me dijo: “Ves? muevo la cámara un poco y así sales como si fueses una dibujo! Me gusta mucho que quede así! lo hago adrede para que quede como pintado. ¿A que es chulo?”. Y yo sonreí, y le dije que era chulísimo, y me quedé alucinada y me entró un nuevo ataque de amor por mi enana que crece tanto, y que es tan ella, y que sabe tanto!

57976_448994008485843_2130941597_n

esta tarde rita me ha tomado esta foto. Juro que no está ni editada, ni recortada, ni reencuadrada. Rita me ha tomado esta foto, tal cual. Y me ha entregado la cámara con la foto en la pantalla y una sonrisa orgullosa. “Ésta sé que te va a gustar”. Y sí. Lo estoy escribiendo aquí y siento un nudo en la garganta… será el orgullo!

 

¿Qué pasaría si los niños trabajasen la fotografía, no solo como tecnología a dominar sino como medio de expresión, durante toda su educación infantil y primaria? ¿Qué posibilidades se abrirían para los adolescentes en la secundaria a través del lenguaje fotográfico? ¿Qué aportaría desde el punto de vista de la creatividad? ¿Y de la autoestima? ¿Qué importancia tendría incorporar nuevos y diversos lenguajes más allá de la palabra escrita? 

Me he quedado con ganas de investigar más, así que seguramente continuaré hablando de ello otro día. 

Artículo publicado originalmente en mi blog Quadern d’idees

La estética en la escuela

Si crees que rodearse de cosas bonitas no es una frivolidad y que la estética no es solo una cuestión de forma sino de fondo, no un tema superficial sino una declaración de principios de largo alcance, entonces estarás de acuerdo en que esto también es cierto para los niños. 

Decía Francesco Tonucci en una reciente conferencia que la escuela debería proporcionar un entorno rico, que solo entrar allí fuera ya un acto educativo, y que los espacios deberían ser adecuados con el mismo criterio y cariño con el que decoramos nuestras casas. Todos nos sentimos mejor si nuestra casa nos parece bonita, siempre es más agradable trabajar en un entorno acogedor y, sin duda, todos intentamos personalizar y mejorar los espacios en los que nos movemos.

 

Después de oir a Tonucci decido hablar con las dos personas que más saben de juego infantil que conozco para preguntarles acerca de la importancia de la estética en los juguetes – que, al fin y al cabo, son las herramientas de trabajo de los niños – y en los espacios de juego y aprendizaje.

Carmen y Claudia, de JugariJugar, me explican que la estética de los juguetes es importante: “Tienen que ser agradables a la vista, sin colores estridentes y preferiblemente de materiales naturales. Esto liga con la funcionalidad, porque una estética simple cede el protagonismo al niño. Además, la estética es importante por dos motivos más. Uno, igual que hacemos los adultos, es más fácil tratar con cuidado y aprecio aquellos objetos que nos gustan. Y dos, si a nosotros nos gustan los juguetes de los niños, transmitimos un respeto y cariño hacia estos objetos que harán que ellos los vean con otros ojos y los vivan y jueguen de otra manera.”

También insisten en la importancia de la disposición de esos juguetes en el espacio, en función de cuatro criterios principales:

- El orden: “Es la base de un espacio armónico, y facilita que los niños se puedan responsabilizar de él y mantenerlo con autonomía. Tres son los elementos clave: la cantidad (limitada), la facilidad para ordenarlos y la disposición.”

- La flexibilidad: “Los espacios deben adaptarse a las necesidades de los niños y adultos que los habitan. La flexibilidad facilita plasticidad en la actitud y la generación de ideas. Un espacio flexible nos habla de personas flexibles a su cargo”.

- La autonomía: “Poder acceder a los materiales libremente permite satisfacer la necesidad interna de exploración, descubrimiento y aprendizaje de los niños y niñas. De esta forma no solo respetamos sus necesidades sino que además favorecemos un aprendizaje mutuo, porque el profesor o acompañante recibe constantemente mensajes de las necesidades de los niños”.

- Diversidad de materiales: “Dentro del aula deberíamos poder encontrar materiales de diferentes áreas de interés o incluso de exigencias curriculares. También es importante mencionar que de una misma área conviene que haya al menos dos o tres materiales distintos porque no todos los niños responden igual a todos los materiales.” 

Esto, que es válido para casa, me lo cuentan pensando en la escuela y me resumen así su visión de la importancia de la estética en ese espacio:

“Cuando entramos en un aula, igual que cuando entramos en una casa, podemos recibir mucha información de las personas que viven en ella. En el aula lo vemos por el tipo de materiales, la decoración, el orden, la disposición del mobiliario, los trabajos infantiles expuestos, el uso de mesas y sillas…

Espacios y materiales no son indiferentes ni para los niños ni para los adultos. Sabemos que las características de los materiales influyen en el aprendizaje, en las conductas, las relaciones, las sensaciones y sentimientos que se despiertan.

Los niños y niñas aprecian lo mismo que los adultos: espacios amplios, bien ventilados, luminosos, no cargados. Cuando un espacio respira y es agradable los niños se encuentran mejor y pueden concentrarse más rato.

Diferentes pedagogías que han hecho un trabajo profundo al respecto basan buena parte de su filosofía en la importancia de los espacios. Así, la pedagogía Reggiana nos habla de espacios para ser y estar. En la pedagogía Waldorf, el contacto con la naturaleza es importante, y también dan valor a los materiales hechos por los propios niños, maestros y padres. Para la pedagogía Montessori, la autonomía de los niños en los espacios es uno de los principios más importantes.”

Decidida a comprobar la aplicación práctica de estas teorías, me pongo en contacto con Astrid Ruiz, directora de la Escola Congrés-Indians, una escuela pública de educación viva y activa. Esta escuela, que actualmente está en barracones a la espera de tener lista su ubicación definitiva, no ha abandonado por ese motivo los criterios estéticos a la hora de acondicionar sus espacios. Por el contrario, es un elemento imprescindible en su proyecto educativo, que se centra en un acompañamiento respetuoso y una atención exquisita a los aspectos emocionales. La escuela, que este curso tiene alumnos de P3 y P4, se organiza por ambientes libres (arte, laboratorio de los sentidos, juego simbólico…) y talleres (agua, lenguaje matemático, música…). En su breve experiencia de dos cursos han podido constatar que el funcionamiento ha mejorado y que las cosas fluyen mejor este segundo año pese a tener el doble de alumnos. ¿Una diferencia? La mejora en la disposición de los espacios y los materiales.

Visito los ambientes en funcionamiento durante la entrada relajada de la mañana, en que niños y padres circulan por la escuela como si estuvieran en casa, en un ambiente calmado, familiar y agradable, muy lejos del bullicio apresurado o del silencio obligado que solemos asociar al inicio de las clases. De hecho, no hay clases, hay solamente unos espacios bonitos, muy pensados, con “provocaciones” que invitan a la exploración, a la acción, a la reflexión. La decoración y la disposición de materiales y mobiliario es un reflejo de la filosofia subyacente.

Uno de los espacios que más me impresionan es L’Atelier della luce, donde se puede experimentar con las posibilidades creativas, artísticas, técnicas y científicas de la luz.

Isabel Rodríguez, la maestra responsable del ambiente, me escribe esta reflexión:

“Cuando hablamos de estética en el contexto de nuestra comunidad educativa nos referimos, obviamente, a preparar espacios amables, funcionales y ricos tanto para las familias, como para los trabajadores del centro y, por descontado, para los niños y las niñas. En este sentido, hablar de estética en la escuela es incorporar un compromiso ético con la dignidad de las personas que la habitan. Pero también es una responsabilidad pedagógica que permite a los niños y niñas establecer diálogos propios y particulares con los elementos del entorno. Para ello es imprescindible la sorpresa, la provocación y la novedad que dispone y ordena la estética.

Es de justicia decir que la inspiración viene dada de la visita que hicimos a las escuelas maternales e infantiles de Reggio Emilia promovidas por Loris Malaguzzi, los textos de Alfredo Hoyuelos y el apoyo y asesoramiento de Paola Soggia que fue un soplo de aire fresco para el planteamiento de una de las bases fundamentales de nuestra metodología: los ambientes de trabajo y circulación libre.

Asumir la estética como parte propia y elemento de identidad de nuestra cultura escolar ha permitido a los niños y niñas explorar los elementos con asombro, deteniéndose en los detalles y dando alas a la capacidad innata de la infancia de maravillarse con la vida siendo ellos, ahora, los que no nos permiten dormirnos pues, tal como me dijo una niña, hace pocos días ante una alfombra dañada, “Isabel, has de cambiarla porque necesitamos algo más bonito”.”

Salgo de la escuela con una sensación de bienestar y relajación. Ahora entiendo mejor algo que leí en el blog Cafè Pedagògic: “No se trata de generar belleza porque sí, sino de entender que la belleza es un derecho fundamental del ser humano y que afecta a su estado de ánimo y a su psicología.” Así, la belleza se convierte en un “raggio di luce” tras el cual vendrá una nueva manera de mirar las cosas, de aprender, de vivir.

Gracias a Carmen y Claudia, de Jugar i Jugar, y a Astrid e Isabel, de la Escola Congrés-Indians, por el asesoramiento para la elaboración de este artículo así como por el entusiasmo y dedicación que ponen en su trabajo.

Todas las fotos excepto la segunda (que pertenece al catálogo de Jugar i Jugar) han sido cedidas por la Escola Congrés-Indians y reflejan algunos de sus ambientes.

Plan Cerdà

 

 

 

El año 2009 fue el Año Cerdà, en conmemoración de 150 aniversario del Plan de Reforma y Ensanche de Barcelona. El Ayuntamiento decidió celebrarlo con una serie de actos y actividades que concluirán este mes (junio de 2010). La web oficial, Any Cerdà, recoge toda la información. El plan Cerdà es el paradigma de las reformas urbanas decimonónicas, en la línea del plan Haussmann para París o los planes de ensanche de otras ciudades españolas, como Madrid o Valencia. Se inspira en dos teorías: el urbanismo racional griego (el plano hipodámico: la cuadrícula) y las teorías higienistas del XIX. El plan original pretendía crear manzanas octogonales con chaflanes, para facilitar la visibilidad y circulación, y patios interiores abiertos, en que todas las viviendas recibieran la luz del sol, el aire y la joie de vivre, lejos de hacinamiento dentro de las murallas medievales (que fueron demolidas). 

Lamentablemente, el plan original fue pervertido por los intereses especulativos que cerraron las manzanas y aumentaron la altura de las edificaciones, aunque mantuvieron los chaflanes. Pese a todo, la ejecución del plan cambió de tal manera la ciudad que le ha conferido una parte importantísima de su actual personalidad.

 

 

La Escola Lavínia ha participado en el año Cerdà con un proyecto que me ha parecido muy interesante y creativo. Marta Espinach, especialista en plástica de la escuela, ha trabajado con los niños para crear un ensanche tal como lo imaginó Ildefons Cerdà y luego han grabado un cortometraje con guión surrealista. Una manera fantástica de acercar a los niños al urbanismo, a conocer su ciudad y también, de manera colateral, a las técnicas cinematográficas.

Podéis ver el proyecto paso a paso en su blog: primera parte, segunda parte y tercera parte.

 

 

 

 

Y este es el cortometraje hecho por los niños, "El ataque de los huevos fritos":

 

 

Diario de los residentes de Zuhchkov

 

A veces llega nos una sorpresa en forma de blog. Meninheira de dalle un colinho nos envió un link a este blog que podría traducirse como Diario de los residentes de Zhuchkov. (¡Muchísimas gracias!).

Esta familia rusa, lleva cuenta de sus proyectos en este blog y, de verdad, es que me faltan las palabras, ¿cómo es posible reunir tal cantidad de rasgos de creatividad y talento en una sola famila? Y ya me plantea alguna que otra cuestión que va más lejos… ¿cómo en general perdemos la capacidad de expresión tan pronto? Al conocer casos como este no puedo evitar llenarme de preguntas como esta.

Tiene una colección de scrapbooks totalmente diferentes, frescos… disfraces de papel, envoltorios para jabón…. No puedo dejar de decir ¡uff! mientas estoy seleccionanado imagenes para esta entrada. Os recomiendo hacer clik dentro de cada una pues os esperan muchos ¡ohhh!:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



 

La profe efervescente

 

 

 

 

Lucía Ordóñez es la persona capaz de pillar al vuelo una frase de su padre y convertirla en una sentencia que decora su cocina: Los pimientos son muy aventureros. ¿Qué se puede esperar de una persona con estas ideas? Pues si es profesora de Educación Plástica y Visual, podemos encontrarnos con una "profe efervescente".

 

Después de hablar de los pimientos de Lucía, no me quedé tranquila. Seguí visitando su blog regularmente hasta que un día me pregunté: ¿por qué no mostrar en Kireei el fantástico trabajo que está haciendo con sus alumnos de secundaria? Descubriremos así que la Educación Visual y Plástica no son "trabajos manuales", ni una forma de pasar el rato, ni una asignatura maría, ni una cosa que deja de tener importancia en cuanto se abandona la primaria. Hablé con Lucía para saber más de su trabajo y esto es lo que me contó:

 

Todos los temas de la programación, los artísticos, los hago en power point.
Y parto de dos cosas principales:
1. Siempre digo que el profesor debe seleccionar unas imágenes que le emocionen para poder transmitir entusiasmo a los alumnos. Por eso me niego a utilizar un libro de texto porque las imágenes las ha decidido otra persona, no yo.
2. Enseño una Educación Plástica y Visual aplicada a la vida con el fin de que mis alumnos no vuelvan a decir "esto no sirve para nada".
Es decir, si vemos el color, es el color aplicado a los lenguajes visuales. El color en la arquitectura, el color en el diseño industrial, en la ilustración, en el diseño industrial, en el cine…
Si vemos las texturas exactamente igual, el módulo, los elementos visuales…
Y les repito una y otra vez ¿quién ha dicho que la Educación Plástica y Visual no es importante si está en todas partes?

Muchos alumnos, cuando han pasado cuatro meses de curso, me dicen: por primera vez entiendo que esta asignatura sirve para algo.

Cuando proyecto una imagen, no la explico. Empiezo a preguntar:
¿Por que creéis que ha utilizado el color rojo? ¿Si fuese gris clarito contaría lo mismo?
¿Os parece que el tamaño de la obra es apropiado? ¿Por qué?
Ellos van contestando y se dan cuenta de que nada es gratuito, de que todo está puesto por algo. Aprender a leer imágenes.
Así cuando hacen un trabajo, después de ver la teoría, ellos ya saben que todo lo que pongan tiene que contar algo porque si no, no se pone.

 

Estos son algunos de los trabajos de los alumnos de Lucía, seguid el enlace para ver más y leer la explicación. Me hubiera gustado poner más pero no había espacio para todo, es una lástima porque todos son unos artistas.

 

   

Clara Arranz.                                             Miriam Fernández.

Teatro de calle 1º ESO.

 

 

Maiklan Maldonado.                                 Marta Roma.

 

Paula Romero.

Eduardo García Benito 3º de ESO.

(Eduardo García Benito fue un ilustrador Art Decó nacido en Valladolid en 1881, que trabajó para Vogue y Vanity Fair)

 

Sin armas. Instalación.

 

  

Ainara del Pozo.                                       Roberto Capa.

Planos, ¿o arte abstracto?

 

  

Elsa Vadillo.                                             Teodosi Danailov.

Plano del instituto para ciegos, 1º de ESO.

 

 

Jaime López.                                           Pablo Sanz.

Cojines.

 

 

Elena Merlo.                                            Miriam Oviedo.

Retratos 3º de ESO.

 

 

Javier Ribero.                                          María de la Calle.

La imagen de la palabra.

 

 

Eduardo Navarro.                                     Nacho Herrero.

 

Pablo Martín González.

Recorta y pega. 1º de ESO (¡increíble!).

 

No os perdáis el resto de trabajos en su blog, ni tampoco las entradas que Lucía dedica a otros temas que le interesan…