Archivo de la etiqueta: fotogafía

Núria Puigmal

 

Retrato de Núria por Mònica Bedmar.

Hacía tiempo que no “descubríamos” un fotógrafo (o fotógrafa) local aquí en Kireei, así que me encanta reencontrarme con esta sensación de compartir el trabajo de alguien nuevo para muchos, pero que tenemos tan cerca. Hemos conocido a Núria Puigmal gracias al número 2 de Kireei Magazine. Sus fotos son las que ilustran uno de los artículos, titulado “Pianos de colores”. Pero a parte de fotografiar pianos, su galería contiene un montón de imágenes de todo tipo, llenas de sensibilidad. 

Su afición empezó de pequeña, cuando su padre se compró una Nikon con dos objetivos. Núria me explica lo que guarda en su memoria: “Recuerdo un viaje de verano a La Vall Fosca en el que me leía las instrucciones y practicaba. Recuerdo también que me encantaba mirar los álbumes de fotos de mis padres”. Más tarde, estudiando bachillerato artístico y posteriormente la carrera de diseño gráfico, profundizó más. Su trabajo como diseñadora gráfica le permite hacer de vez en cuando fotografías y aplicarlas a su profesión. “Pero lo que realmente me gusta es hacer fotos de todo lo que me rodea y me hace feliz”, me confiesa.

Un pequeño cuestionario para conocerla mejor:

¿Quien? - Yo, Núria Puigmal (la Nuni para todos los que me conocen). ¡De la primavera del 86! Dicen que soy enérgica y extrovertida.

¿Qué? – Hago click sin parar.

¿Cuando? – Cuando sale el sol, siempre que mi sobrino sonríe, viajando, comiendo, cuando veo cosas bonitas, sobre una montaña, en las puestas de sol… siempre que llevo la cámara encima, con el móvil o con los ojos.

¿Por qué? – Porque me gusta mirar el mundo a través de un objetivo y es mi manera de guardar y enmarcar pequeños fragmentos de vida.

¿Cómo? – Así…

Si tenéis ganas de ver más fotografias de Núria correspondientes a la misma serie que las dos últimas, podréis hacerlo en el número 2 de Kireei magazine.

Núria Puigmal en flickr: http://www.flickr.com/photos/nuriapuigmal

Su blog: http://nuriapuigmal.blogspot.com.es/

Moda nobodinoz

 

Cuando alguien quiere comprar ropa, a menudo no es suficiente con verla colgada de una percha para hacerse a la idea de qué estamos comprando. Verla puesta y en acción ayuda mucho.

Pero esa no es la única función de las producciones de moda. Si solamente se tratara de cubrirnos con unos trapos, saber la talla y las propiedades de la pieza serían suficientes. Nadie se dedicaría a diseñar ropa bonita y diferente. Vestirse tiene para nosotros, seres humanos de todas las culturas, unas connotaciones y significados que van más allá de lo púramente práctico. Será por eso – y por las preciosas fotografías y maravillosa puesta en escena – que esta presentación que hace nobodinoz de alguna de las prendas que ofrece en su tienda nos gusta tanto. Y si fuese un animal… nos transporta a la magia del bosque, a los cuentos de animales, al mundo de la imaginación infantil.

 

 

 

Carmen Moreno


De vez en cuando, nos gusta conocer un poco mejor, más allá de sus fotos, a alguno de nuestros fotógrafos preferidos. En esta ocasión hemos elegido a Carmen Moreno para pedirle que nos cuente sobre ella y su amor por la fotografía. Carmen me parece una de las fotografas más "de una pieza" que conozco. A mi me transmite profesionalidad al instante, y pasión, sobre todo pasión.

Es venezolana, su padre era fotógrafo profesional y siempre sintió curiosidad por lo que él hacía. Demostraba una pasión que por aquel entonces ella no entendía, hasta que le regaló su primera cámara cuando cumplió 15 años. Cuenta que se puso a "jugar" con ella y le resultaba divertido y a la vez mágico darle vida eterna a todo lo que captaba con ella.

Carmen encuentra su inspiración en todo lo que pueda alimentarle el alma, moverle una fibra, sacarle un suspiro, una lágrima o una sonrisa. Quisiera que el futuro como fotógrafa le deparase nuevas visiones, gentes, culturas, costumbres, que sean un completo vuelco a lo que está acostumbrada a ver y a vivir, porque dice que sabe que ganará mucho en aprendizajes y nuevas experiencias. No te pierdas su bellísima galería Flickr.

 

 

 


Aun recuerdo… mi viaje a París, donde pasé la mayor parte del tiempo viéndola a través del lente. Fue un tiempo de mucho aprendizaje tanto cultural como fotográfico, fue mi segundo viaje y pude disfrutarla más desde un punto artista y menos como turista.

He dejado de preocuparme… por lo que le guste o no a los demás. He aprendido hacer lo que me gusta siempre que no dañe a nadie sin preocuparme la aprobación de la gente. Se vive más en paz cuando dejas de esperar la aprobación de los demás.

Me encanta comer… vegetales; soy vegetariana pero adoro el sushi, la comida hindú, pero también muero por una paella o un arroz a la marinera. Dejo de se vegetariana cuando esos platos están en  el menú.

Desde que era niña… he querido hacer algo artístico. Mis hermanos y mi padre se han movido siempre en ese medio, como músicos los primeros y fotógrafo el segundo, así que siempre quise seguir esa misma línea. Me apasionaba la danza, la música, el arte, toda esa energía oculta en los salones de danza, los backstage, acompañar a mi papá a las sesiones cuando las hacia en casa, oir a mis hermanos ensayando. Me parecía un rincón donde el alma esta 100% libre, eso es lo que hoy en dia siento con la fotografía: LIBERTAD.

 

 

 

 

 


En otoño… es la época de muchos cambios en mi vida, también.
 
En mi día a día… nunca dejo de creer en que cuando deseas con mucha fuerza algo y lo pides desde el corazón, el Universo entero acude en tu ayuda para dártelo.

Sonrío cuando… veo a la gente que quiero alcanzar sus metas o realizar sus sueños.
 
Me inspira… lo que me alimente mi espíritu de manera positiva.

En el último sueño que recuerdo… quise despertarme porque soñé que estaba temblando… y le tengo terror a los terremotos..

Un color… el negro, pero varía según mi estado de ánimo y época del año, ahorita tengo una fuerte inclinación por el rosa pálido.

 

 

 


Un aroma… el mar.

Un libro… Cien años de soledad. Atemporal y tan mágico que es capaz de convertirse en un libro distinto cada vez que lo leo.

Una canción… Hand in my pocket  (Alanis Morissette).

Una película… Amélie.