Archivo de la etiqueta: fotografía

Venecia vista por Jill Devries

 

jilldevriesphotography-49

 

Tengo muchísimas ganas de hacer un viaje largo, desde hace unos años que no he viajado más de dos o tres días y a destinos cerca de casa. Me apetece mucho volver a experimentar lo que comenta Jill Devries en su blog acerca de su viaje a Venecia: No tener un mapa, no tener un plan, vagar, perderse, meterse en un medio de transporte sin tener idea de donde vas, sin ningún destino en mente, sin querer controlar, simplemente disfrutando lo que pase en cada momento. De este verano no pasa que me vaya a algún lugar al menos una semana, tengo muchos destinos en mente, sitios donde ya he estado y a los que quiero volver o lugares que quiero por fin descubrir.

De Jill Devries ya os he hablado, hace un tiempo, aquí, y hoy repito con esta preciosa sesión de su viaje a Venecia. Seguid el enlace para verla entera y disfrutad del momento.

 

jilldevriesphotography-1

 

jilldevriesphotography-7

 

jilldevriesphotography-2

 

jilldevriesphotography-15

 

jilldevriesphotography-3

 

jilldevriesphotography-31

 

jilldevriesphotography-32

 

jilldevriesphotography-39

 

jilldevriesphotography-64

 

jilldevriesphotography-70

 

 

Marit Beer

 

_MG_1096

 

La mejor manera de hablaros de las fotografías de Marit Beer (Berlín) es no decir nada. Estas imágenes a mi me piden mucho silencio… Haced la prueba, visualizadlas con ruido y luego en absoluto silencio, me refiero a silenciar también vuestras mentes, por no decir vuestro espíritu, que suena muy místico. Veréis qué experiencia más distinta.

 

_MG_7470

 

_MG_8597_sw

_MG_0882

 

_MG_1001

 

_MG_0870

 

_MG_1098

 

_MG_0994

 

_MG_4455

 

_MG_0277

 

_MG_0877

 

Bild20003

 

Jon Dueñas

 

jon-duenas-photos-5

 

Cualquier expresión artística que ponga de manifiesto nuestras dualidades despierta mi interés de inmediato. Estas fotografías en doble exposición de Jon Dueñas (Portland, Oregón) además de bellas contienen una metáfora totalmente visual, lista para que cada uno ponga en marcha sus propias interpretaciones.

 

jon-duenas-photos-3-800x788

 24-3-2013 8.3.47 1 

24-3-2013 8.3.4 2

 

24-3-2013 8.3.19 3

3191 miles apart

6.3.12.D

 

3191 miles apart es una iniciativa a la que le tengo mucho cariño. Fue una de las primeras que conocí poco después de estrenar Kireei, y 4 años después no ha envejecido nada, continúa gustándome tanto como al principio. Además, posee muchos elementos afines a nuestro espíritu: celebra la belleza, lo hace a través de la fotografía y pone de relieve lo cotidiano y lo valora, lo pequeño, la autenticidad, la conexión entre personas. 

¿Porqué 3191?

Parece un número cualquiera pero son las millas que separan a Stephanie Congdon y María Alexandra Vettese (Mav), dos artistas y bloggers que viven en Portland, pero una en Portland, Maine y la otra en Portland, Oregon. Ahí es donde empiezan las coincidencias. Una mañana de septiembre de 2006, las dos hicieron una foto de un rincón de su cocina en las primeras horas de la mañana y la subieron a Flickr. Al notar lo similares que eran se propusieron documentar sus mañanas con una foto que publicarían en un blog común, una pegada a la otra, una cada día. Y así nació 3191, un blog que adquirió un gran cantidad de seguidores admirados de ver cada día la belleza cotidiana de las capturas y las sincronicidades y similitudes que se solían dar. Después del primer año de mañanas vinieron las noches y la publicación de los dos libros:A year of mornings, 3191 miles apart, y 3191: evenings y una revista cuatrimestral: 3191 Quarterly.

Por cierto Stephanie es hermana de mi admirada Lisa Congdon, cosa que supe hace poco y me hizo mucha ilusión, me encanta descubrir conexiones de este tipo. En esta foto de aquí abajo se puede ver a Lisa.

3191 es, en definitiva, un proyecto que representa dos cosas que me encantan, por un lado las muchas posibilidades que posee nuestro entorno cuando unimos creatividad, pasión y personas y por otro las sincronicidades y conexiones que se dan de una manera tan mágica.

 

12.25.11.D

 

1.15.12.D

 

3.25.12.D

 

2.19.12.D

 

7.15.12.D

 

11.13.11.D

 

2.5.12.D

 

7.29.12.D

 

books-morn-01

 

books-eve-01

 

books-q-01

Marion Berrin

 

paris

 

Con la fotógrafa francesa Marion Berrin he tenido lo que yo suelo llamar un flechazo instantáneo, uno de los muchos que recibo a lo largo de la semana con la cantidad de belleza que me encuentro y os muestro. Esto es un Stendhal continuo.

Marion vive en París y hace fotos con analógicas, una Canon AE1, una Rolleicord y una vintage Lomo LC-A. Ha sido difícil seleccionar las imágenes, como también me suele pasar las hubiera publicado todas. Os recomiendo un paseo por su portafolio, y también por su blog, además encontraréis música muy interesante que os puede acompañar durante el rato que le dediquéis a su mundo. Si os gusta este tipo de fotografía seguro que os seducirá por completo. 

He hablado con Marion por mail y ha sido una charla muy agradable. Me encanta “materializar” a la gente de la que hablo en Kireei, hacer reales los amores platónicos. Me cuenta que acaba de terminar estudios de arte, cine, fotografía y artes visuales en el Louvre y que quiere desarrollar su carrera en el ámbito cultural y artístico. Mientras llega el momento disfruta y crece artísticamente con la fotografía. No le falta talento, estoy segura de que pronto empezarán a ocurrirle cosas muy interesantes. Hemos quedado para tomar algún día un café en París, conocernos y seguir charlando. Sería fantástico.

 

F1010012_980

 

vélo

 

1_980

 

5260010833_0da2794140_b_980

 

01660019_980

 

F1000025 6_980

 

F1000026 5_980

 

F1000034_980

 

F1010001_980

 

F1020020 2_980

 

F1000025

 

F1020011_980

 

F1020017_980

 

F1010028

 

Rusia en color, hace un siglo

 p01_00021620

Después de enamorarnos del París de principios del siglo XX, viajamos a la Rusia de la misma época. Antes de la revolución rusa, antes de la primera guerra mundial, antes de que el mundo cambiara. En esos años el fotógrafo Sergei Mikhailovich Prokundin-Gorskii viajó por el Imperio Ruso con el apoyo del Zar Nicolás II para documentar en imágenes los paisajes y las gentes. La técnica que utilizó consistía en la rápida sucesión de tres disparos de una cámara especial en blanco y negro, con filtros rojo, verde y azul. Luego se recombinaban y se proyectaban para reconstruir la escena con un color muy próximo al auténtico. Sin embargo, no podía realizar impresiones de las fotos en color.

Las placas originales se conservan en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, que las compró a sus herederos cuatro año después del fallecimiento del fotógrafo en París, donde se exilió tras la muerte del Zar.

Viendo estas fotografias tengo la sensación de que la Historia se vuelve mucho más real y deja de ser algo muerto, que se explica, para ser algo vivo que resuena. Visto en The Big Picture

p02_00003991

 

p03_00004425

 

p13_00004438

 

p13_00004442

 

p19_00021065