Archivo de la etiqueta: fotógrafos

Jackie Rueda

 

Jackie Rueda es una fotógrafa que vive en Montreal y se especializa en retrato de niños, adolescentes y familias. Recientemente abrió una tienda online para vender sus fotos, principalmente de naturaleza y still life, como las que veis a continuación. Además Jackie escribe un blog, Casi en serio, imparte un curso de fotografía online, L’atelier, y, como muchos sabréis, colabora con Kireei con sus consejos de fotografía. Para nosotros Jackie es un referente, una artista que nos inspira con todo lo que hace y dice. Sus fotos son belleza pura.

 

 


 

 

 

 

 

 

 

Jackie nos ha ofrecido sortear una de sus fotos, a elegir por el ganador entre todas las que tiene en su tienda. Para eso solo teneis que visitar la tienda y dejar aquí un comentario con lo que más os haya gustado. Un único comentario por usuario. El sorteo se cerrará el domingo 4 de abril a las 8 de la tarde y el ganador se anunciará el lunes 5 de abril.

 

Nota: Además de anunciarlo públicamente aquí, nos pondremos en contacto con el ganador a través del correo electrónico con el que se haya dado de alta en Kireei. Si el ganador no responde en un plazo de 20 días, consideraremos que renuncia al regalo.


 

 

 

Exponer fotos

En materia de decoración tengo una "laguna": me encantan las fotos las de los demás, disfruto haciendo las mías, pero soy muy indecisa para colgarlas, para hacer que luzcan. Me da pena porque muchas de ellas merecen estar ahí a la vista de todos: los que vivimos aquí y los que vienen a casa.

Sentí curiosidad y necesidad de saber cómo manejaban nuestros amigos fotógrafos este tema. Les preguntamos y estas son sus ideas. ¡Muchas gracias a todos!

Y ahora, tomando nota…

 

Jackie Rueda

Cumpliendo con aquello de "En casa de herrero cuchillo de palo" hasta hace poco no había fotos en las paredes de mi casa. Empecé a ponerlas en las habitaciones de mis hijas con marcos poco costosos. Los de Valeria los compré en la tienda de $1 y eran de plástico dorado. Los pinté de blanco y le puse sólo fotos en blanco y negro porque eso es lo que ella quería.

 


Para Marianne utilizamos también marcos baratos y están fijados con pegamento a una tabla delgada. Luego colgamos toda la estructura en una sola pieza. Tuvimos que escoger muy bien las fotos porque no es fácil cambiarlas con este sistema. Usé papeles de scrapbooking en amarillo y azul para dar acentos que combinaran con la decoración y también un cartel hecho por mi. Primero compuse todo en el ordenador y una vez que estuve contenta con el aspecto pasamos a hacer "la cosa real".


 


En mi estudio de fotografía (que está en mi casa) hice este display usando monturas de clip de Ikea. Mi idea es que pueda "crecer" hacia todos lados porque me gustaría mucho llenar el espacio. Quería las fotos sin montura, pegadas directamente sobre la pared, pero como soy maniática de la conservacion necesitaba algo que las protegiera y estos clips son ideales.



Es evidente que me gustan los grupos de fotos simétricos y compactos. Para desafiarme a mi misma y romper con esto, hace una semana hice una pared de fotos totalmente diferente en nuestro family room: todas las monturas son distintas, las fotos tienen diferentes tamaños y están dispuestas más libremente. Este espacio, como es frecuente en Canada, es un sótano y, aunque tiene ventanas, no entra mucha luz, sobre todo en el invierno (he allí la razón de la foto tan mala). Estos son recuerdos familiares, algunas fotos antiguas restauradas por mi, una para que recordemos el turquesa cristalino del Caribe y una grande de nuestra ciudad de origen, Caracas, y su impresionante montaña. Todas cosas que extrañamos mucho en Montreal. El conjunto esta iluminado por un set de luces halógenas, también de Ikea. Antes de poner los clavitos, tracé el contorno de los marcos en papel kraft, los recorte y los pegue a la pared. Una vez que estuve satisfecha con la disposición, pusimos los clavos y por último simplemente despegamos los papeles. Es un metodo anti-fallos.

 

 

 

Paula Dietz Rauber

Este tema también me ocupa mucho. La verdad es que a veces también quiero huir del tradicional y todavía estoy en ello…
Hace unos meses que estoy juntando ideas para preparar un material para mis clientes con maneras diferentes de decorar con fotos. Recibirán después de la sesión un pdf con las ideas para facilitarles al preparar fotos para colgar:

 

También me parecen interesantes estas webs: Decoraphotos y Fann.

 

Javier Sánchez

Las fotos familiares que tenemos expuestas en casa, que son bastante pocas, sí que están en marcos. Son marcos "bonitos", pequeños. Y luego tenemos otras colocadas directamente en un armario con vitrina que tenemos, en el hueco entre la madera y el cristal, tal cual. A mí sí me gustan las fotos enmarcadas, el cristal les da algo especial. Pero bueno, eso va en gustos. Amplié unas fotos para una pequeña exposición que hemos hecho. Es un tamaño grande (50×70 cm) y están enmarcadas. Le hice un paspartout falso dejando un marco blanco en la propia foto. Y los marcos son muy sencillos, negros. A mí me gusta el resultado, pero no tenían vocación de ser colgados en mi casa.
 

 

Karina Manghi

Yo prefiero las fotos en blanco y negro, con 5 cmm de paspartout blanco aproximadamente,marcos negros rectos (no los de lineas redondeadas y no muy finitos),según el ambiente podrían quedar bien los blancos y hace poco vi una pared repleta de marcos rojos divina,justamente hoy la publique en mi blog.
Si las fotos son en colores las intercalaría con otras que tengan tipografía y otras donde no aparezcan personas.
No tengo ninguna imagen para mandaros de cosas que tengo enmarcadas porque no estoy en mi casa en estos momentos.

 

Visto en Elle Decor

 

De la galeria de elsie*cake.

 

De la galeria de elsie*cake.

 

Gerardo Garcia (Kidyart)

Para mi la protagonista es siempre la imagen y si tiene la fuerza suficiente puede ir casi en cualquier lugar. A veces tan solo un paspartú es suficiente (sin marco), apoyadas sobre un aparador, balda, etc. Y me gusta combinar diferentes tamaños. Lo mismo hago con las ampliaciones enmarcadas, en el propio suelo apoyadas contra la pared. Trabajo solo con dos tipos de marcos de madera de haya (en negro y claro). Insisto, la clave es la imagen. Si es buena, no hay que hacer casi nada. Lo sencillo funciona siempre.

 

Román Yñan

Personalmente para mi también es un tema que cuesta un poco, al final con el paso del tiempo me he dado cuenta que el valor que le damos a la fotografía cuando tiene que ver mucho con nosotros, parece que tiene que tener un peso más especifico en su tratamiento y soporte: la familia, los hijos, las personas queridas desaparecidas, e incluso algunas fotografías que nos son especiales por alguna otra razón ya sea afectiva o simbólica de algun lugar, objeto o momento "x".

Creo que es bonito que todas las cosas que pongamos en las paredes de nuestra casa tengan un sentido y ahí es donde nosotros realmente podemos hacer lo que queramos. Me gusta tratar todas las fotografías de una forma parecida, en casa tengo fotos familiares, muchas fotos de mi hijo Tomàs que ahora mismo es la "gran" novedad, al lado de fotos de proyectos personales, de muchas postales que colecciono, de posters y carteles, fotocopias… Me gusta pensar en mi casa como el soporte y que todo quede un poco móvil e informal, incluso las fotografías con más significado pueden ir en un mosaico pegadas con cinta de doble cara en la pared al lado de recortes de revistas… Y montar pequeñas exposiciones para mi familia y amigos con fotos puestas por todos los rincones de la casa… Recomiendo hacer en cada casa un mosaico de imágenes, fotos, postales, ideas, cartas, lo que sea que os guste y luego prueba de intercalar fotos familiares de algun albúm de esos que tienes olvidados en una estanteria, ya verás como es chulo y fresco…
¡Es bueno perder el respeto a las fotografías para podértelas hacer tuyas! Es bueno hacer y deshacer, poner y quitar, probar y probar…

 

 

Françoise Rachez

Tuve la gran suerte de conocer a Francoise Rachez hace muy poco, en el curso de Jackie Rueda, l’Atelier, y me di cuenta de lo que me estaba perdiendo… Françoise destacó allí por su don especial para crear escenarios, hacer fotos que cuentan, que nos hablan. Y además son bellísimas imágenes. Desde entonces le sigo la pista y nunca dejo de quedarme estupefacta y clavada al asiento. Así que más vale que veáis de lo que os estoy hablando, tanto en esta pequeña selección como en su galería en Flickr.

 

 

 

 

 

 

 

 

Además, hace poco que Françoise es pareja artística con Karina Manghi, de la que ya os hablamos  aquí, creando las dos un precioso blog de fotografía a duo que se llama Le Blog Secret, les secrets de deux filles.

 

 

Pelayo Lacazette

 

Hace unos días recibí una invitación para ver el álbum fotográfico de Pelayo. Hice click y… ¡tachán! ¡Menuda sorpresa! Las fotografías de Pelayo me gustaron al instante, no solamente por lo buenas que son, sino sobre todo por lo entrañables y familiares que me resultan. Son fotos con alma, que reflejan con ternura y cariño lo que está al otro lado del objetivo. Especialmente, los rostros, los gestos, la figura de los niños.

Pelayo es un asturiano de 37 años, padre de dos niñas que son su fuente de inspiración y sus mejores modelos. Aunque su profesión es la de diseñador gráfico, cada vez más se está decantando por la fotografía, que ha aprendido fundamentalmente de manera autodidacta, aunque también ha hecho algunos cursos. Su especialidad son las fotos de familia. Utiliza tanto la cámara digital como distintas cámaras analógicas de 35mm y de formato medio (6×6).

Esta es una afición que le viene de familia, ya que su padre siempre hizo buenas fotos a sus cinco hijos (Pelayo las conserva y las sigue mirando cada poco tiempo). Su abuelo también era un gran aficionado, que incluso revelaba sus propias fotografías. Con estos antecedentes, no es de extrañar que Pelayo tenga esta pasión y que le dedique casi todo el tiempo libre de que dispone, obteniendo estos magníficos resultados:

 

  

 

 

 

Podéis ver más imágenes en su galería flickr y también en su web.

 

Barbara Fritz

Barbara Fritz es fotógrafa desde hace 20 años. Ha sido directora creativa, estilista, editora… y ha trabajado en revistas, libros, catálogos, television y publicidad. En esta larga carrera ha tenido como clientes a publicaciones como Domino, House&Garden, The New York Times, Martha Stewart o Vogue, entre otras. Creo que la descubrí en los créditos de alguna de ellas, pero el motivo por el que os quiero mostrar su trabajo no es su currículum sino lo mucho que me han gustado las imágenes que he visto en su galería. Me parecen unas imágenes suaves, delicadas, equilibradas y reconfortantes.

 

Gemma Comas

 

 

Gemma Comas es una fotógrafa catalana que vive y trabaja en Nueva York. Gemma me cuenta que su pasión por la fotografía le viene de pequeña. Se fue al otro lado del Atlántico como un reto personal y para tomarle el pulso a la fotografía en Nueva York. En principio solamente pensaba quedarse un año, pero la estancia se fue alargando y ya hace 17 años que vive allí, dedicándose principalmente a la fotografía comercial: interiores, bodegones y comida. Ha trabajado en muchas revistas y catálogos, y su trabajo le ha dado la oportunidad de viajar y ver sitios nuevos. Además, también hace fotografías como trabajo personal y a veces las vende. Gemma confiesa que se siente una auténtica privilegiada por poder vivir dedicándose a su pasión.

 

Paseándome por su web y su blog he podido ver algunos de sus trabajos para clientes como Amy Atlas, Martha Stewart Weddings, Anthropologie o Country Home:

 

 

 

 

Esta es una muestra de sus fotografías…

 

… de comida:

 

… de interiores:

 

… de bodegones (still life):

 

… de viajes:

 

Pero lo que más me ha impresionado son sus trabajos personales. Son paisajes y objetos, algunos de ellos familiares para mi, tomados desde una óptica diferente, transmitiendo sensaciones e incluso olores (he tenido esa sensación, lo prometo). Me han parecido mucho más reales que las mismas fotos con enfoques más tradicionales y nitidez perfecta. Me produce la sensación de estar dentro del enfoque, en movimiento, con el sol en la cara, o las luces de la ciudad alrededor… No soy una experta en fotografía, así que solamente puedo decir: me gusta.