Archivo de la etiqueta: ilustradores

Berta Buenafé está triste…

 

 

Berta Buenafé está triste… es una historia sencilla pero atípica en los libros infantiles. La protagonista no es una niña o un niño, ni un animal; es una señora. Berta, en la portada, con cara triste y su perrito Cancán en brazos, parece una mujer de cierta edad y un tanto solitaria. Pero basta con darle la vuelta al libro y mirar la contraportada para intuir que no todo será tan sencillo: a lomos de un caballo sonriente, Berta Buenafé atraviesa el desierto en brazos de El Zorro, o alguien que lo imita muy bien.

Y es que Berta tiene una buena vida, en su casa, con sus mascotas y sus sueños. ¡Ah!, ¿pero qué pasa el día que con los sueños no basta? ¿Cómo sobreponerse a la tristeza de una vida que no es tal como uno la esperaba? ¿Puede un libro para niños girar alrededor del tema tabú de la depresión?

Este es el punto de partida para Magali Le Huche, una joven autora e ilustradora francesa, que convierte este escenario un tanto triste en una historia de amor llena de optimismo vital. Sus dibujos, expresivos, delicados y divertidos, juegan con el color, entre los tonos tierra de la realidad de Berta,  sus sueños rosados y sus tristes pensamientos en negro enmarañado, para acabar en un horizonte infinito de verdes y azules. En cada página encontramos infinidad de detalles que contribuyen a expresar los sentimientos y la complejidad de las relaciones humanas (tan pronto como entra en escena el señor Edmundo), reforzando así el hilo de una historia cotidiana, que transcurre en un rincón de cualquier ciudad.

 

 

 

 

 

Berta Buenafé está triste… es una de las novedades de la editorial Flamboyant para esta primavera. Esta pequeña editorial, que ya conocíamos por su colección de Pequeños grandes tesoros,  acaba de publicar también otra obra de Magali le Huche, Las sirenas de Belpescão (Prix Sorcières 2006 al mejor álbum ilustrado en Francia), y un álbum de Tatjana Hauptmann, Adelaida va a la ópera. Como todos los álbumes de Flamboyant, escogidos con mimo y editados de manera impecable.

 

  

 

Yael Fran

 

 

Argentina, sus artistas, fotógrafas, y casas ya son una constante en Kireei, como sabéis los que nos seguís a diario. Hoy es el turno de Yael Fran, una ilustradora y diseñadora gráfica residente en Buenos Aires, que crea láminas, bisutería, , pegatinas, carteras y libritos tan adorables como estos:

 

 

  

 

 

 

 

 

Me he enamorado de la primera lámina, esa chica haciendo punto para ese gato, que linda y encantadora ilustración.

Yael vende sus creaciones en su tienda etsy desde hace tres años, es un miembro de la comunidad handmade muy dinámico, incluso ha creado un dossier descargable  con el relato de su éxito en Etsy. Además ha creado algo que me ha fascinado y que ahora mismo me lo anoto en mi lista de futuras compras: Colaboraciones con otras artistas. Mirad estos sets de pegatinas, qué maravilla, tanto arte todo junto.

 

 

 

 

Podéis seguir las actualizaciones de Yael en su blog.

 

We are a happy family

 

Sigo las novedades de Píntame el día desde que hablamos de ella aquí. El otro día me desperté con la noticia de esta preciosa baraja de cartas que ha creado junto con otras artistas como Lady Desidia (española), Sarajo Frieden, Kimberly Laurenti y Aris Moore (américanas), Thereza Rowe (inglesa), Lotte Andkilde (danesa), y Alexandra Hedberg (sueca), y la misma Estíbaliz.

El diseño de la caja es de Jorge Fernández.

A Estíbaliz se le ocurrió la idea de crear una baraja de cartas con ilustraciones de artistas que había conocido a lo largo de los años a través del blog y les propuso colaborar. La respuesta fue inmediata, estas ocho artistas se unieron al proyecto de manera desinteresada, ya que lo que recauden irá a parar a la ONG Médicos sin fronteras.

El juego consta de cuatro cartas por familia, correspondientes a cada una de las artistas, cuyas ilustraciones las hacen perfectamente reconocibles. 

 

 

 

we are a happy family

 

El nombre "we are a happy family" es un homenaje a la familia bloguera que se ha ido creando, al sentimiento positivo de colaborar y divertirse creando. Y a los Ramones, por supuesto … 

El nombre, además, a mi me hace pensar en una familia feliz que juega con las cartas. Yo de pequeña jugaba con unas cartas de familias que muchos recordaréis y que ahora son vintage: la familia india, la familia bantú … ¿Os acordáis?, y me encantaba jugar con esa baraja.

El juego, unido a la creatividad y la belleza de estas cartas son dos componentes que seguro que aportarán muchas alegrías a quienes jueguen con ellas.

Yo ya me he reservado unas. Cuestan 10 euros + gastos de envíos y los pedidos se hacen al email de Píntame el día directamente: pintameldia@gmail.com.

 

 

Jane Reiseger

 

Jane Reiseger es una ilustradora australiana que trabaja por encargo para diseñadores gráficos, agencias de publicidad, arquitectos, estilistas, marcas comerciales… y también para el público en general. Prefiere utilizar bolígrafos Uni Ball de punta fina, cosa que os dará una idea aproximada de la inmediatez y frescura de sus dibujos… dice que le gusta dibujar en cafés y en su coche, así que me la puedo imaginar perfectamente garabateando en un cuaderno en cualquier lugar.

Dando un vistazo a sus trabajos, lo que más me ha gustado son sus adorables murales para habitaciones infantiles, tan naïf y delicados, lejos de cualquier estridencia. ¡Son perfectos! Y también me han encantado sus frutas. Parecen tan sencillas de hacer, solamente unas manchas de color y unas líneas de bolígrafo para un resultado tan bonito…

 

 

 

 

 

          

       

 

Jutta Bauer,

premio Hans Christian Andersen de ilustración 2010

 

Jutta Bauer es una ilustradora y escritora alemana, muy conocida en su país, donde además de muchos otros libros, ha ilustrado varios de Christine Nöstlinger. Yo la conocí con un libro precioso de Los cuatro azules, Selma. En casa tenemos Por qué vivimos en las afueras de la ciudad (de la editorial Tàndem, con textos de Peter Stamm). Lóguez ha publicado su Madrechillona. También de esta editorial son El ángel de abuelo, Sencillamente tú (texto de Heinz Janisch), Bona nox (basada en una canción de Mozart) y La reina de los colores. En Anaya tiene en su catálogo Así empezó todo (34 historias sobre el origen del mundo, con texto de Schubiger y Hohler). Existen también otras obras ilustradas por Jutta Bauer y traducidas al castellano, entre ellas, al menos alguna obra de Nöstlinger.

    

  

 

Este año 2010, Jutta Bauer ha sido galardonada con el premio Hans Christian Andersen, convocado por el IBBY (Organización Internacional para el Libro Juvenil). El jurado ha reconocido a Jutta como "una poderosa narradora que mezcla la vida real y la leyenda en sus ilustraciones" y ha admirado su "aproximación filosófica, original, creatividad y su capacidad para establecer comunicación con los jóvenes lectores".

 

 

 

 

 

 

 

A mi me gusta por lo expresivo de sus dibujos, y me parece que comparte con otros autores alemanes ese trazo sin pretensiones aparentes con una gran profundidad en la narración. En el número 0 de la revista Bloc tenéis, entre otros muchos contenidos, una interesantísima entrevista a Jutta Bauer, os recomiendo su lectura.

 

Quisiera tener…

 

 

Cuando estoy sola en una librería, con la única compañía del librero enfrascado en su tarea y los miles de libros que me rodean, siento que estoy en el centro de un universo lleno de voces que me llaman. En cada libro hay un retazo de un alma desconocida que se expresa a través de palabras e imágenes, utilizando diferentes lenguajes.

Quisiera tener… es uno de esos libros en los que las voces no buscan imponernos una visión concreta sino que, a través de la poesía, intentan sugerir más que desvelar. Es una colección de animales bellamente ilustrados, pero es también una sucesión de deseos: quisiera tener "las alas de la oca el día que toca marcharse" o "la selva de pensamientos del ciervo que escucha el bosque". Cada doble página lleva un recorte de cuaderno, con algo que el narrador quisiera tener, y la ilustración interpreta ese deseo. Quizá los niños pequeños no aprecien todo el significado de cada frase y solamente vean un dibujo de un animal lleno de detallitos en los que fijarse, pero no creo que sean inmunes a su poesía.

En el universo de la librería, este libro llama con su voz a los niños que quisieran volar como los pájaros, nadar como los peces; pero también a los adultos que no han olvidado las emociones y los anhelos de su infancia, que son, al fin y al cabo, un preludio de los de los adultos, tantas veces reprimidos y muchas veces identificados como inalcanzables. Cuanto más lo leo, más cosas me sugiere, y no todas puedo explicarlas con palabras.

 

 

 

 

Quisiera tener… Giovanna Zoboloni, Simona Mulazzani (il.), Los Cuatro Azules, 2009.