Archivo de la etiqueta: ilustradores

Fernando Krahn

El jueves pasado, 18 de febrero de 2010, murió Fernando Krahn. Nacido en Chile en 1935, abandonó su país tras el golpe de estado del 11 de septiembre de 1973. Vivía en Sitges (Cataluña) y colaboraba habitualmente con La Vanguardia y otras publicaciones españolas e internacionales. Yo, sin embargo, lo recordaré siempre por su faceta de ilustrador para niños (muchos de sus libros, creados en compañía de su esposa, María de la Luz Uribe). 

Mi preferido es el de las tijeras que buscaban aventuras, pero todos los que he tenido el placer de tener entre las manos me han parecido deliciosos, con el toque justo de humor absurdo y ternura. He aquí una pequeña muestra de su trabajo, a modo de homenaje:


 

Don Hipólito, un sastre que adoraba sus tijeras, vio sorprendido un día cómo se iban volando.

 

Las tijeras buscaban nuevas emociones: cortar el aire, la lluvia, las nubes…

 

 


 

 

 

 

 

Éranse una vez dos mariquitas: Hilderita Roja y Maximiliano Amarillo.

 

Se encontraron en la copa de un sombrero de copa.

 

 

 

 

Actualmente, Cuenta que te cuento está agotado en Juventud,

pero ha sido reeditado con la portada en amarillo por Libros de la Mora Encantada.

 

Hay otras muchas obras, como Historia del uno, La señorita Amelia y más, pero apenas hay imágenes en la red de su magnífico trabajo. Os invito a visitar la biblioteca más cercana y pedir cualquiera de sus libros. Tanto si llegáis a ellos por primera vez como si retomáis el contacto con unos viejos conocidos, seguro que os harán esbozar una sonrisa.

 

 

Kindergallery

Hasta Australia nos hemos ido para encontrar esta Kindergallery, una galería de arte para niños que ofrece pinturas originales, collages, pósters, impresión digital sobre lienzo, y también móbiles y objetos decorativos hechos a mano por diferentes artistas.

Esta es una muestra de lo que podemos encontrar en su galería, la prueba de que se puede decorar una habitación infantil con obras de calidad, bien sean piezas únicas, para los presupuestos más holgados, o copias de una tirada más o menos larga, si no queremos gastar mucho:

 

 

Winter. Lienzo digital de Isak.

Winter. Impresión digital sobre lienzo, de Isak.

 

Container Truck. Acrílico sobre lienzo de Gav Barbey.

Container Truck. Acrílico sobre lienzo, de Gav Barbey.

 

Love Letter. Acuarelas de Meredith Gaston.

Love Letter. Acuarelas, de Meredith Gaston.

 

Butterflies. Póster de Anna Walker.

Butterflies. Póster, de Anna Walker.

 

The World Needs Her Green. Póster de Superboturbo.

The World Needs Her Green. Póster, de Superboturbo.

 

Blommofant Blue. Póster de Isa Form.

 Blommofant Blue. Póster, de Isa Form.

 

 

Cathy Cullis

 

Solamente alguien que tenga un talento puro para el arte puede crear piezas tan complejas y a la vez tan sutiles como las que vais a ver a continuación. Se llama Cathy Cullis, vive en Londres y es madre, poeta, y artista de collages mixed media (varios materiales), utilizando la ilustración, tela, bordado y papel como principales medios para expresar sus temas recurrentes: las palabras, sus experiencias personales, la naturaleza, la infancia, los sueños, la música, los cuentos y un largo etcétera.

La descubrí hace unos meses gracias a Elena (El delantal verde, gracias por este regalo, Elena) y desde entonces sigo su blog para admirar sus novedades de primera mano. Nunca pensé que el bordado podía llegar a ser tan artístico e inspirador. Podéis ver más piezas en su galería flickr, incluso comprar su arte en su tienda online.

 

         

 

        

 

 

 

         

 

 

 

 

  

Pomelo

 

 

Y, si él fuera de color verde… ¿Seguiría siendo él mismo?

 

Pomelo es poeta, Pomelo es filósofo, Pomelo se hace preguntas verdaderamente importantes, Pomelo explora el otro lado de la realidad, Pomelo sueña, Pomelo ama, Pomelo es… Pomelo.

Este pequeño elefante de color rosa y desproporcionada trompa que vive bajo la flor de un diente de león en un huerto singular me ha robado el corazón. El mío y el de mis hijos. Es tierno y algo absurdo, pero esconde bajo su aspecto estrafalario los miedos, anhelos y esperanzas de todo niño y, pese a su estilo naïf y llano, puede conectar también con los adultos. Los textos son de Ramona Badescu y las ilustraciones de Benjamin Chaud.

 

 

Es muy posible que ya conozcáis a Pomelo, lleva ya algunos años en el mundo y está editado en castellano por Kókinos desde 2005. Pero si por casualidad alguien dudaba hasta ahora si llevárselo a casa o, por el contrario, no había oído jamás hablar de él, me alegraré mucho de haber allanado el camino de Pomelo hacia las casas de algunos niños.

 

Estos son los títulos editados hasta ahora en castellano:

 

 

Pomelo al otro lado del huerto. ISBN 978-84-96629-56-1
Pomelo es elefantástico. ISBN 978-84-88342-82-9
Pomelo es feliz. ISBN 978-84-88342-83-6
Pomelo se pregunta. ISBN 978-84-88342-59-1
Pomelo sueña. ISBN 978-84-88342-84-3

 

Y este es el título que falta, ha sido publicado este año pasado y espero que pronto lo tengamos aquí:

Pomelo voyage.

 

En La tormenta en un vaso podréis encontrar una interesante reseña de Pomelo se pregunta.

Las imágenes del interior de los libros son de Fnac.

 

Depeapa

 

Hace ya tiempo que me quedo embelesada mirando los collares de madera de Depeapa allá donde me los encuentro. En la inmensidad que representa lo que vemos todos los días en el sector del handmade, esos pequeños círculos de madera ilustrados de manera tan delicada brillan con especial intensidad. Y no solamente sus collares, también sus broches, muñecos e ilustraciones son poseedores de un estilo que los hace fácilmente distinguibles, finas líneas, colores cálidos, personajes melancólicos y encantadores.

He conversado un ratito con Verónica sobre su proyecto, sus inicios, y sus planes de futuro. Esta es su historia:

 

¿Cómo empieza Depeapa?  

Depeapa nace con la ilusión de dar a mis ilustraciones una nueva vida en forma de accesorios hechos a mano, muñecas… y todo lo que se me va ocurriendo.
Empezé con Depeapa de una forma nada premeditada a finales del verano de 2007.
Llevaba tiempo sin dibujar nada y tenía muchas ganas, había terminado Bellas Artes hacía 3 años y en ese momento trabajaba de diseñadora gráfica en un periódico.
Incluso el nombre Depeapa no se muy bien de dónde vino. Tengo costumbre de llevar siempre libretas donde apunto y dibujo de todo. En un principio parece que no valen para nada pero siempre saco algo… La libreta que tenía por aquél entonces la estrené con la palabra depeapa, no se por qué, la vería en algún sitio y me gustaba cómo sonaba.
Y la usé. Me gusta también su significado: "De principio a fin" "De la A a la Z".

 

 

Una vez te decides a explorar este camino ¿qué papel juega Internet en el desarrollo de tu marca?
 
Bajo ese nombre me abrí una cuenta en flickr y allí iba colgando fotos de las ilustraciones, las muñecas… y tuvieron muy buena acogida. Así que me animé a seguir haciendo cosas. Mi intención nunca fue vender nada, pero me comenzaron a llegar pedidos de las ilustraciones y muñecos y me dí cuenta del gran escaparate que es Internet. En enero del 2008 abrí mi blog y desde entonces no he dejado de pensar en crear cosas nuevas, siempre con mis dibujos como base. Me encanta la idea de pensar que mis personajes viajan a hogares de todo el mundo y se quedan allí a vivir. (sobre todo en las solapas). 

 

          

          

        

 

¿En qué punto te encuentras ahora mismo?, ¿dónde se venden tus creaciones?
 
Ahora Depeapa ocupa todo mi tiempo, disfruto mucho haciendo lo que hago.
Dibujar, pensar en nuevas creaciones, nuevos soportes donde aplicar mis ilustraciones y preparar pedidos para las tiendas y ferias, este año he participado en las dos últimas Ediciones del Nómada SuperMarket en Madrid y en la I Edición de Loverbooking en Málaga y me ha encantado la experiencia, es una forma de poner cara a gente que admiras su trabajo y que tienen tus mismas inquietudes.
En la actualidad vendo mis creaciones en tiendas de España, Francia, Portugal, Reino Unido y Grecia, además de la venta directa a través de la tienda online.

 

¿Cómo imaginas el futuro de Depeapa?

En mis planes de futuro está seguir creando nuevas cosas con Depeapa, ojalá con la misma acogida, y trabajar más de ilustradora.

 

 

  

Verónica de Arriba vive en Granada desde hace 5 años pero es de Bilbao, y esta es la vista que admiraba antes desde su terraza. No me extraña que dentro se cocieran estas joyas. ¡Suerte, Vero!

 

 

Animalarium

 

 

Hoy quiero compartir un descubrimiento de esos que me alegran el día, tanto por la calidad del trabajo (desinteresado) puesto en forma de blog, como por el tema tratado. Es Animalarium, un espacio creado por Laura Ottina, una amante del arte, los libros, los animales y la web. Todas esas aficiones combinadas han hecho posible una estupenda recopilación de ilustraciones de todos los tiempos y de autores de diferentes países con un motivo central: el mundo animal.

El fondo de imágenes procede de la experiencia de Laura en la industria editorial, que le permitió recoger mucha información sobre la representación textual y gráfica de los animales en los libros infantiles. Más tarde, su trabajo como profesora de diseño gráfico en la universidad la llevó a acumular una ingente cantidad de material iconográfico relacionado con el tema. Su frustración al comprobar que muchos ilustradores no estaban representados en la red le dió la idea de recopilar toda esta información y poner a disposición de otros creativos su propio fondo bibliográfico y el de la biblioteca local, escaneando imágenes que en muchos casos no estaban previamente disponibles en la red. Personalmente, le estoy muy agradecida.

Laura me cuenta que tiene muchos proyectos de futuro para Animalarium, entre ellos una tienda y una galería de arte. Le deseo mucha suerte con su iniciativa.

O dejo con algunas imágenes del blog y os invito a visitarlo para ver el resto.

 

Franco Matticchio.

 

  

Edward Gorey.

 

 

Amy Dover.

 

Lea Marie Heinrich.

 

Nikolai Aseyev.

 

Marc Boutavant.

 

Mehdi Mo’eeni.

 

Beatrice Alemagna.

 

André Paul.

 

Isidro Ferrer.

 

Bruno Munari.