Archivo de la etiqueta: interorismo

La casa de Studio Aandacht

La casa que hoy os enseñamos es el hogar de Tatjana, diseñadora de Studio Aandacht, un estudio de diseño y desarrollo de imágenes corporativas en Amsterdam. Partimos, pues, del punto de vista de una persona creativa que ha hecho del diseño su profesión. Eso se nota en la maestría con la que combina colores, elementos y funcionalidades en su casa. Sin embargo, para nada es un frío hogar “de diseño”, es un cálido espacio diáfano en que muebles y accesorios de diferentes estilos se combinan para dar lugar a una casa agradable, viva, cómoda y al gusto de sus ocupantes. Es realmente una casa con mucha personalidad sin resultar estrambótica o “rara”. A mi me encanta.

Podéis ver más imágenes y leer los comentarios de Tatjana en Bloesem. También hay un reportaje dedicado a las habitaciones de los niños en Bloesem Kids; atención a la habitación de alguien que debe adorar el espacio y la astronomía.

 

 

 

 

 

Novedades en la casa de Helena

La entrada que le dedicamos a la casa de Helena, en Suecia, es una de mis preferidas de todas las que se han publicado en Kireei hasta hoy. De vez en cuando me voy a su galería flickr, Craft&Creativity, para ver sus novedades. Siempre salgo de allí con una sonrisa y una sensación de apacible felicidad… yo no se si son los colores que usa para decorar su casa, la luz o qué, pero me encanta. Y en primavera me resulta todavía más agradable, así que he seleccionado una muestra de las maravillosas imágenes de su casa que ha añadido desde la última vez que hablamos de ella en Kireei. ¡Que lo disfrutéis!

 

             

             

             

 

 

Blanco y color

 

Esta es la casa de Ingrid Erøy, la diseñadora de Blafre design. Como suele suceder en las casas que os mostramos de personas creativas (diseñadores, artistas…) las estancias tienen una fuerte personalidad, ciertos detalles realmente atrevidos, pero con un resultado nada estridente. Me encanta esta casa, es divertida y alegre.

Llego a la conclusión de que la condición necesaria para poder incorporar esa explosión de colores, estampados, textiles y papeles pintados sin convertir la combinación en una sopa barroca de dificil digestión es, en este caso, la combinación con el blanco. Si las paredes son blancas, muebles de color y telas atrevidas. Si el atrevimiento se sube por las paredes, muebles pintados de blanco. Y el blanco en el suelo: una opción nada habitual en nuestras casas pero muy frecuente en las casas del norte de Europa.

 

 

 

 

 


 

Imágenes de Nina Ruud para la revista Mamma.

 

 

La casa de invitados de Alisha

De vez en cuando nos encontramos con una casa especial, que no solamente es bonita sino que respira personalidad. Una casa que no podríamos reproducir porque los muebles y objetos que la decoran tienen una historia particular y no hay tienda a la que ir a buscar una réplica exacta. Una casa en la que los colores y los detalles no siguen ningun estilo particular de los que marcan las revistas de interiorismo. Y, sin embargo, casas inspiradoras que nos animan no a copiar sinó a buscar nuestra propia manera de hacer hogar. Como la casa de Alisha, que hemos visto en Apartment Therapy. ¡Y eso que solamente se trata de la casa de invitados!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cabaña victoriana

 

Boquiabierta me he quedado al ver en Una mosca en la luna esta cabaña victoriana. Seguid el enlace al blog para leer un poco de la historia de la cabaña, ver más fotos y acceder a los enlaces de la noticia original.

 

 

 

 

 

 

 

La luz entra en casa

 

Es sabido que en los países nórdicos, donde la luz es un bien escaso, hacen todo lo posible para dejarla entrar en casa. En zonas mediterráneas, en las que la luz nos sobra la mayor parte del año, este no es un bien preciado y, a menudo, se da la paradoja de que disponiendo de muchísima luz nuestras casas son oscuras. Y no siempre la penumbra que las invade responde a criterios climáticos (evitar que se caliente la casa, por ejemplo). Yo siento envidia de los espacios luminosos que las revistas escandinavas de decoración lucen de manera natural, en casas normales de gente corriente (no las casas de millonarios que han invertido una fortuna en decoradores o las filigranas arquitectónicas que a menudo copan nuestras revistas).

No me gustaría copiar al pie de la letra las pautas del interiorismo escandinavo pues la climatología y las tradiciones culturales tienen su razón de ser en el estilo de nuestras casas, pero sí que creo que puede ser una buena fuente de inspiración para incorporar dos valores imprescindibles: la luminosidad y la sencillez.

Como ejemplo, os dejo algunas imágenes de esta casa, escogida casi al azar de la revista Hus&Hem.

 

 

 

  

 

 

Me ha gustado mucho, también, la casita del jardín: