Archivo de la etiqueta: libros infantiles

¿Animar a la lectura?

¡Tres años! Tres años pagando religiosamente el coste anual de una revista infantil, ¡porque leer es bueno!, ¡hay que promocionar la lectura!, y todo ¿para qué? Apenas miran la portada y la contraportada. En la contraportada hay una historieta que les hace reír. La tiran por cualquier parte. Me encuentro la revista en el sofá, bajo la mesa, enterrada bajo los álbumes de cromos. Ya me he cansado, les he dicho que los voy a dar de baja, porque nunca quieren leer solos ni siquiera un par de páginas antes de ir a dormir. Dicen que no les apetece. Que les lea yo un cuento. ¡Pero ya son mayores! Saben leer perfectamente, incluso el pequeño es capaz de leer solito. Pero son muy vagos. ¡Pues hasta aquí hemos llegado!

Ahora, otra versión de la misma historia:

Hace tres años que mi hijo mayor me pidió suscribirse a una revista infantil. Me hizo mucha ilusión porque era la misma revista infantil que yo también leía en la escuela. Nunca estuve suscrita, pero recuerdo esa revista con muchísimo cariño, así que suscribí a mi hijo mayor. Al principio solamente leía la historieta de la contraportada. Con su hermano, se tronchaba de risa… así fue como el pequeño empezó a interesarse por la revista también. De algunos números solamente han mirado los dibujos. De otras, intentaron poner en práctica sin mucho éxito algunas de las manualidades propuestas. Algunas veces han pasado varios números sin leer nada, pero ¿cómo voy a culparles si yo hago lo mismo con la revista de historia a la que estoy suscrita? Es cierto, a veces me leo hasta los anuncios con fruición y otras veces me doy cuenta de que ya tengo tres números atrasados sin leer, y la sensación de que es posible de que así se queden. Y eso que me encanta. Sin embargo, se que a veces mis hijos hojean su revista porque me la encuentro en diferentes sitios, como si se fuera desplazando sola. Y conocen a los personajes fijos, aunque no se de qué porque nunca los he pillado leyendo acerca de ellos. Creo que no les gusta que les vea leyendo, quizá tienen miedo de que si les pillo a media lectura les obligue a acabarla, o me tome eso como un precedente para una obligación inamovible. O a lo mejor temen que les reproche que pasan las páginas demasiado rápido “para habérselo leído todo” o que solo miran los dibujos.
Por la noche me piden que les lea yo. En voz alta. Y yo lo hago porque no quiero que asocien la lectura al penoso seguimiento de unas letras que todavía no tienen domesticadas. Prefiero que practiquen el descifrado cuando no hay más remedio, en la escuela, con los ingredientes de la caja de cereales, o con las instrucciones de un juguete. Los libros son para el placer, no para el sufrimiento. Así que disfrutamos de la lectura en voz alta, y veo como sus ojos miran más allá, ven mis palabras transformadas en una película mental, y espero con emoción pero mucha paciencia el día en que querrán quitarme el libro de las manos y devorar ellos mismos las palabras, las letras ya domesticadas, libres del penoso desciframiento infantil, directas al cerebro lector. Puede pasar a los 7 años, a los 10, o más tarde. Que dominen la mecánica no significa que hayan comprendido la magia.
Ayer por la mañana, cuando fui a despertar al mayor, encontré un cómic abierto sobre las sábanas y la luz de su cama todavía encendida.

Fomentar la lectura es una de las obsesiones de muchos padres y también de las escuelas. Por desgracia, tengo la sensación de que muchas veces nos marcamos como objetivo ver al niño con el libro abierto entre las manos y nos interesamos únicamente por el aprendizaje de la mecánica de la lectura primero y por la comprensión lectora después. Son aprendizajes importantísimos, pero no garantizan la pasión por la lectura. Esta no surgirá hasta que el niño encuentre “su libro” y se produzca el milagro de que las letras desaparezcan ante sus ojos y se abra una puerta cuyo umbral ha de atravesar solo. Mientras esto no sucede, nada tiene de malo (¡al contrario!) ayudarle a vislumbrar lo que hay tras la puerta a través de la lectura en voz alta, no importa la edad del niño. Creo que nos falta naturalidad, confianza y paciencia, y que estamos siempre apresurando procesos, marcando objetivos y ofreciendo recompensas innecesarias para motivar actitudes cuya motivación solo puede ser interna.

Una casa con libros al alcance, unos padres lectores, historias en voz alta a la hora de dormir, variedad de temas y formatos (conocimientos, álbumes ilustrados, novelas, cuentos tradicionales, cómic…), abandonar la actitud pedante ante la cultura y ofrecer libertad para leer y ¡también! para no leer, son suficientes armas, a mi parecer.

Pensando todo esto, leer Como una novela, de Daniel Pennac, fue una liberación, una alegría. Os recomiendo encarecidamente su lectura.
También está disponible en catalán. En el blog Libros y literatura tenéis una completa reseña.

Esta es la lista de los derechos de los lectores, según Pennac. 

  1. El derecho a no leer
  2. El derecho a saltarnos las páginas
  3. El derecho a no terminar un libro
  4. El derecho a releer
  5. El derecho a leer cualquier cosa
  6. El derecho al bovarismo (leer para satisfacer nuestras sensaciones)
  7. El derecho a leer en cualquier sitio
  8. El derecho a hojear
  9. El derecho a leer en voz alta
  10. El derecho a callarnos
     

* Las ilustraciones son de Quentin Blake.

 

Yo quiero mi gorro

 


Hoy os queremos hablar de un fantástico libro que ha llegado a nuestra manos. Yo quiero mi gorro, de Jon Klassen, editado en español por Milrazones. Esta es la reseña de la propia editorial:

Un oso pierde su gorro y va preguntando a distintos animales del bosque si lo han visto. Todos ellos le van contestando que no, incluso el que lo lleva puesto. Esta situación pasa desapercibida para el oso hasta que se encuentra con un ciervo. Es entonces cuando vuelve a por su gorro y… 

Este es un libro infantil particularmente inteligente, con una parte de su acción que transcurre fuera de escena. Al final, no solo los niños, también los mayores, sueltan la carcajada. Toda la historia está explicada a través de diálogos, con tan solo un par de frases cada dos páginas y acompañadas por unas ilustraciones magníficas.

Elegido por The New York Times Book Review uno de los diez mejores libros ilustrados del año, Yo quiero mi gorro se convirtió en un éxito inmediato que ha generado un montón de parodias por miles de autores aficionados.

Título original: I want my hat back

 

Novedades Barbara Fiore

Los libros que Barbara Fiore edita siempre nos sorprenden por su calidad y selección de autores, algunos de los cuales están entre nuestros favoritos y consideramos imprescindibles. Aquí están sus novedades y sus sinopsis. Seguid el enlace para obtener más información.

Desde mi infancia, siempre fui un niño preocupado. Cuando un coche de los bomberos iba hacia donde se encontraba mi casa, enseguida me preocupaba que fuera mi casa la que ardiera. Cuando el profesor decía que algún alumno había suspendido el examen, me preocupaba porque seguro que se refería a mí. Cuando algún amigo llegaba tarde a una cita, me preocupaba pensando que había sufrido algún accidente. Cuando escuchaba un cuento de fantasmas, me preocupaba que fuera a asomar un fantasma. Eran muchas las cosas que me preocupaban, pero descubrí que en realidad no había muchas cosas por las que valiera la pena preocuparse. En cambio, si yo no me preocupaba de nada, de pronto, todo el mundo se preocupaba. En el fondo, en esta vida, tanto si te preocupas como si no, lo cierto es que los demás se van a preocupar…

Jimmy Liao

Escrita por el aclamado autor de obras de terror Gary Crew, eL visor cuenta una historia peculiar sobre un chico cuya obsesión por curiosos artefactos le lleva a descubrir una caja extraña en un vertedero. Resulta que es un viejo arcón lleno de artilugios ópticos, uno de los cuales le llama la atención: se trata de un intrincado objeto mecánico que reproduce discos de imágenes: escenas de destrucción, violencia y la caída de civilizaciones a lo largo del tiempo. El chico tiene miedo, pero a la vez no puede evitar seguir mirando la máquina una y otra vez mientras las imágenes cambian y se suceden…

 

Rousseau superviviente de un atentado se despierta con la cara cubierta de vendas en un hospital. Todo es blanco en su cabeza. Lo identifican como “perro” en un mundo donde los gatos, que representan la violencia, luchan por su libertad. Empieza un largo viaje personal teñido de fantasía, gracias a su “blanca memoria” Rousseau puede volver a ver el mundo con otros ojos.

Cinco año de intenso trabajo de Stéphane Poulin y Carl Norac que han querido ilustrar como, en una sociedad fratricida gobernada por policías, un ser sin memoria parte en busca de la verdad y termina convirtiéndose en un símbolo pacifico de lucha contra la opresión.

El mundo es un caos, y el simple hecho de vivir no es nada fácil. Es inevitable que un sinfín de tribulaciones pongan a prueba a la gente y la hagan madurar. Todo se vuelve complicado y deja un mal sabor de boca. Al final entendemos que la realidad de la vida es que todos estamos absolutamente solos. Pero corremos en pos del rayo de esperanza del amor, que nos muestra un rumbo claro que se abre paso entre la oscuridad.

La ventana describe un mundo cada vez más caótico y a una persona que basa su precaria supervivencia en una simple creencia. Refleja mis pensamientos tras muchos años de vida en sociedad, escondidos por mi pincel en un país lejano. Su transformación en un cuento de hadas cruel es en recuerdo de la inocencia perdida.

Conducir es fácil y El viaje, de A buen paso

La editorial A buen paso nos tiene acostumbrados ya a propuestas editoriales de calidad, con ediciones muy cuidadas y excelentes autores. Hoy os mostramos dos libros que han pasado por nuestras manos y las de nuestros hijos y han hecho las delicias de ambos.

El viaje, de Arianne Faber

El viaje es un libro sin palabras para niños muy pequeños que funciona con todas las edades porque cuenta la historia de un viaje emprendido gracias a un motor por el que cualquiera puede dejarse llevar: la fantasía. Un nuevo libro sin palabras de la ilustradora Arianne Faber que juega con la sencillez de la línea y las formas. En este caso sus huellas dactilares impresas en el papel darán vida a toda clase de seres con los que entabla amistad el protagonista de este libro.

Mientras pasea su perro el señor de esta historia sin palabras se topa con un globo rojo. El globo lo llevará hasta el cielo en un viaje lleno de aventuras a lo largo del cual encontrará muchos animales que gustan de no revelar su naturaleza si no es absolutamente necesario y que aún cuando la revelan siguen siendo todo un misterio.

Un libro divertido y entrañable, cuyas páginas pueden leerse como las notas de una melodía; cuyas imágenes nacen con la sencillez por bandera: tinta china para el protagonista y su perro y huellas dactilares (usadas del modo menos convencional posible) de Arianne Faber reproducen en distintos colores las formas del resto del mundo, un mundo donde el cielo es solo el inicio.

ISBN: 978-84-939414-3-7

Frena, acelera, mira a tu derecha y luego a tu izquierda. Reduce, adelante, cambia de marcha, enciende las luces, mira por el retrovisor, aparca, dale al limpiaparabrisas. Uno se agarra al volante y de repente se da cuenta de todo lo hay que hacer para que conducir sea un juego de niños. Pero A buen paso ha encontrado la manera de practicar (para niños de todas las edades) sin ni siquiera tener que salir de casa: Conducir es fácil (si te enseñan bien).

Con este libro que se coge como un volante y se lee como un viaje, el diseñador Fernando Pérez Hernando le enseña al lector (y futuro conductor) como familiarizarse con eso tan cotidiano de ir en coche. Lo hace con un libro que parece el mando de una consola, que se lee torcido, o al revés, o al que hay acercar mucho la vista o al que hay que mirar de lejos, dependiendo de lo que pase en ese vehículo que tiene páginas en lugar de asientos pero en el que se viaja muy a gusto. Un libro que invita al lector a algo más que a la simple lectura para finalmente llevarle sano y salvo a casa, sin sustos, sin multas y sin tener que parar a poner gasolina.

ISBN: 978-84-939414-4-4

 

 

Crear y reciclar, de Ediciones B

Hace poco os hablamos del libro Crear y reciclar, manualidades fáciles y creativas para los niños, creado por Kireei y publicado  a través de Ediciones B. Aquí os lo presentamos y os contamos lo siguiente…

Este es un libro de manualidades para niños un poco atípico. Primero, porque sus propuestas no solamente son para niños sino que pueden gustar a cualquiera. Segundo, porque aunque damos algunas pautas e indicamos los materiales necesarios, son proyectos totalmente abiertos en los que no hay una forma correcta de hacer las cosas. Más bien, hemos pretendido que las fotografías resulten inspiradoras y animen a ir más allá, den ideas para otros proyectos o abran el camino a un rato de diversión. En tercer lugar hemos querido ayudar a cultivar el sentido estético a través de la presentación que Meisi, como diseñadora, ilustradora y fotógrafa, ha podido darle. Y, finalmente, hacemos una defensa de lo imperfecto, de lo irregular, de lo cotidiano y de la reutilización de materiales que todos tenemos en casa para conseguir objetos bellos y muy personales. 

Esperamos que os guste, os inspire y os proporcione muchos ratos de diversión. 

Crear y reciclar. Manualidades fáciles y creativas para niños. Cristina Camarena, Meisi y Elena Ferro. Ediciones B. ISBN: 978-84-939613-5-0

Ediciones B nos ha ofrecido sortear 3 ejemplares entre los lectores de Kireei. Para participar solo tenéis que dejar en este post un comentario con la manualidad o manualidades que más os gusta realizar en familia. Un único comentario por usuario. El sorteo se cerrará el día 21 de mayo lunes a las 8 de la tarde y los ganadores se anunciarán el día 22 de mayo.

Nota: Además de anunciarlo públicamente aquí, nos pondremos en contacto con el ganador a través del correo electrónico con el que se haya dado de alta en Kireei. Si el ganador no responde en un plazo de 20 días, consideraremos que renuncia al regalo.

Historia de Nuk

Tengo predilección por las ilustraciones de Natascha Rosenberg, pero no he disfrutado enormemente del libro Historia de Nuk únicamente por eso. Esta álbum editado por Narval, ilustrado por Natascha y escrito por Paloma Sánchez Ibarzabal es una pequeña joya tanto en la forma como en el fondo. Con la búsqueda de la propia identidad como tema, el periplo de la pequeña Nuk nos conduce poco a poco a un precioso desenlace que despierta una sonrisa y abraza el alma. Ilustraciones coloristas, dulces, positivas, con un encanto especial y una historia de necesidad de pertenencia y descubrimiento de nuestra esencia que es por tanto universal.

Historia de Nuk, Páloma Sánchez Ibarzábal y Natascha Rosenberg

ISBN 9788493938161 

 

Imágenes extraídas del blog de Natascha Rosenberg

Podéis comprar el libro online en El árbol de papel.