Archivo de la etiqueta: manualidades niños

El niño que quería atrapar una estrella, por Tea on the moon

Volvemos a contar con la colaboración de Begoña de Tea on the moon y sus tutoriales para manualidades infantiles. !Atención, fans de Oliver Jeffers! y para todo aquel que desee montar un cohete casero. Mi hijo (superfan de Oliver también) seguro que lo intenta. Gracias, Begoña, por esta maravilla, como siempre.

Todo empezó con un niño que quería coger una estrella… Ese fue el principio de esta historia. Un niño que soñaba con tener su propia estrella… y mira por donde la consiguió. Poco a poco, ese niño se fue colando en nuestras vidas y nos trajo a sus amigos y un montón de aventuras imposibles pero a la vez posibles.

Ese niño, al que nosotros hemos llamado Oliver, viendo que nos gustaban tanto sus historias decidió venirnos a visitar. Es un niño muy especial, al que le encanta buscar rincones de nuestra casa y zambullirse en la lectura en busca de estrellas, amigos pingüinos que sueñan con volar, niños que comen libros para saberlo todo, corazones en botellas, viajes al espacio… Y no me extraña que se lo pase en grande leyéndolos, porque son una maravilla y ademas él es el protagonista de muchas de esas historias. 

A Oliver siempre le estaré especialmente agradecida por haber atrapado a mi hijo pequeño y hacerle disfrutar de los libros como nunca. Siempre hay un libro que nos marca, y el de mi hijo pequeño es “Como atrapar una estrella”. A mi hijo mayor siempre le ha encantado leer desde bien pequeño. Se ha pasado un montón de ratos divertidos con los libros y con sus historias. Pero Guillem, que es un torbellino, los libros siempre se los ha mirado de refilón y no será porque no lo hemos intentado!. Con dos años hizo un poco de cambio y empezó a interesarse algo más… pero si ha habido un libro que ha producido el milagro ha sido “Como atrapar una estrella”. Desde el primer momento que se lo conté se quedó escuchando y mirando con mucha atención, desde hace más de un mes que se lo explico, o me lo explica, cada día. Viendo ese amor mutuo decidí hacer algo al respecto, hacerlo un poquito más real. Así que Oliver ha salido de las páginas del libro para convertirse en un muñeco de trapo que nos acompaña y explica sus aventuras! El éxito ha sido tal que me pidieron inmediatamente hacer otros personajes de sus cuentos, así que nos pusimos manos a la obra. 

Los pasos son bien sencillos, para hacer el niño solo es necesario algún rollo de cartón, un poco de pintura, una bola de porexpan y cartulina.  

 

1 Pintamos el rollo de papel de blanco y le colocamos una lana atravesando de un lado a otro a modo de brazos.

 

 

2 Hacemos las rayas rojas bien pintando o utilizando alguna cinta de color rojo

3 Le colocamos una lana en la parte inferior para hacer de piernas.

4 Pintamos la bola de porexpan y una vez seca le dibujamos la cara y pegamos con cola la cabeza al cuerpo. 

PARA EL COHETE:

1.Utilizamos un tubo de cartón de una conocida marca de patatas y le hicimos cuatro cortes en uno de los extremos para poder colocar las patas del cohete

2. Para hacer las patas, recortamos dos trozos de cartón con la forma que se ve en la foto número 2

 

3. Para encajar las patas, hacemos un corte en el centro de cada una de ellas, pero a la inversa. Es decir, en una le hacemos el corte de unos 2 cm en la parte inferior y en la otra pata se lo hacemos en la parte superior para después poder encajarlos como en la foto 4 y 5.

 6 Pintamos el cohete y las patas

7. Hacemos un cono con un trozo de cartulina y lo pegamos al cuerpo del cohete

Decoramos el cohete con la ventana y la cenefa. Le podemos añadir un poco de papel de color rojo y naranja para simular la propulsión. 

Y ya podemos empezar a inventar historias…

 

Como os he contado, debido a lo bien que nos lo hemos pasado, no solo haciéndolo sino después jugando y escenificando las historias, hemos dado “vida” de diferentes formas a los cuentos de Oliver Jeffers. En este caso, os muestro unas marionetas de dedo para explicar las aventuras de nuestro amigo Oliver, el pingüino y su viaje al polo Sur de “Perdido y Encontrado”. Son muy fáciles de hacer y de utilizar. Solo hay que tener en cuenta que el agujero que hagamos sea del tamaño de sus dedos, si es demasiado grande no es tan cómodo. Y a partir de aquí se pueden ir incorporando todos los elementos que se quieran a la historia, tanto los originales como los que la imaginación nos regale.

 

 

 

Coche globo

Nuestra lectora Lore nos envía una estupenda recomendación, el blog All for the boys y en el encuentro este tutorial para hacer un coche globo que voy a probar con toda seguridad con mi hijo, estoy segura de que le va a encantar. Ya me contaréis si lo probáis también.

Seguid el enlace para ver una versión del invento con piezas de Lego, ese también lo vamos a probar.

Ramo de rosas

Hoy es el día de Sant Jordi. Os proponemos esta manualidad de Kristin Eldridge, vista en Kebonikoblog. Un bonito ramos de rosas de cartulina, adecuado no solo para esta celebración en la que la rosa, junto al libro se convierte en protagonista principal, cualquier día puede ser ideal para esta preciosa actividad. En el enlace de Keboniko podéis encontrar más ideas para hacer rosas.

 

¡Jugar es una cosa seria!

Stefania es italiana. Llegó a Barcelona en 2009 para estudiar durante 6 meses en la Escola Massana. Después de un año yendo y viniendo, lleva ya un par de años viviendo en Barcelona, donde trabaja como ilustradora y diseñadora freelance.

Hoy os queremos presentar su proyecto Giocare è una cosa seria!, una maravillosa iniciativa que reaviva  la nostalgia de la infancia y nos invita a compartir aquellas experiencias de juego libre, imaginativo, gratis, sencillo y al aire libre con nuestros hijos.

Como la web todavía está solo en italiano e inglés, Stefanía ha sido tan amable de traducirnos su “Manifesto”:

El juego, así como la música y las fiestas populares, artesanía y tradiciones orales, forman parte del patrimonio cultural intangible de cada uno y son una fuente esencial de identidad vinculada al pasado. Muchas cosas se están perdiendo y muchas, las hemos perdido ya. Su naturaleza inmaterial es su vulnerabilidad. Desde siempre los niños han aprendido a jugar con la naturaleza de su entorno. Juegos modestos que se transmitieron por tradición oral y ya prácticamente olvidados. Estos juegos deben ser devueltos a los niños. Hoy tendemos a dar cada día más importancia al trabajo constructivo y los niños son absorbidos por un sistema que les ejerce a base de intereses artificiales como el premio, el castigo, olvidándose de los intereses naturales. 
“Jugar es una cosa seria!” es una web-blog que sirve de archivo de memorias de la niñez, archivo de laboratorios con niños, fichero de juegos para construir. 
Nace como un proyecto de investigación y pasa a ser herramienta que vive de la participación de las personas, para el disfrute de las personas. 

En la web hay también un apartado de “Memorie”, donde encontramos el testimonio de varias personas de diferente edad y procedencia, y otro de “Laboratori” en el que explica los talleres que ha hecho con niños sobre este tema específico. En el apartado Giochi encontramos ilustraciones hechas por Stefania de juegos que hacía de pequeña. 

 

Le he preguntado cómo llegó a interesarse por este tema y esta es su historia:

De niña me gustaba jugar con otros niños, pero también me gustaba mucho jugar a solas, dibujar, actividades manuales de cada género, crear y modelar cosas. Mis padres, trabajadores incansables y grandes creativos, han sido mi primera auténtica escuela.
“Jugar es una cosa seria” es el proyecto que he presentado como proyecto final de universidad en Italia. Una verdadera terapia que ha durado un año. Ha nacido de una reflexión personal sobre mi infancia, qué era lo que me hacía estar bien y qué me queda de ese período. Estas reflexiones proyectaban en mi mente sólo imágenes de “jugar” y “aire libre”. El bosque detrás de casa, el jardín, el río bajo casa, el árbol gigante donde subir a casa de la tía.
Todo lo que recordaba, que producía en mí las mejores sensaciones, estaba relacionado a un jugar simple, improvisado, libre y a cielo abierto.
Dos episodios me volvieron a la mente con más fuerza de todos:
- Mi madre que coge un capullo de amapola, lo presiona con dos dedos, lo abre, lo gira y me dice que es una bailarina con la falda arrugada.
- Mi padre que recoge una agalla de roble (bolita de madera que nace del roble), pone una palito en su agujero y me dice que es una pipa.
Aquellos han sido continuos ejercicios de un surrealismo de lo más natural y creativo.
Viendo la actual situación de los niños, cada vez más encerrados en casa con la televisión, videojuegos, celulares, ipad, etc., he decidido crear un proyecto de recuperación del jugar simple, natural y creativo. Intentar devolver aquella magia que me regalaron.

No se a vosotros pero a mi este tipo de iniciativas me emocionan porque son buenas y bonitas, así de simple.

Para saber más:

Blog Giocare è una cosa seria!: www.unacosaseria.it

La mia inquadratura, proyecto fotográfico para niños de Sara Lusini, su hermana, con el que Stefania colabora: www.lamiainquadratura.it

Otros blogs de Stefania Lusini:

www.stefanialusini.blogspot.com
www.stefanialusinihandmade.blogspot.com

 

Cursos de encuadernación y de serigrafía en Escola Traç, Barcelona

Escola Traç de Barcelona es también uno de los puntos de venta de Kireei magazine. Aquí tenéis dos monográficos que allí se celebran próximamente y que pueden ser de vuestro interés. Seguid el enlace para obtener más información.

Monográfico de encuadernación

 

Monográfico de serigrafía

Dobla papel tijeras y Pega papel tijeras, de Coco books

 

He aquí un par de sugerencias de estupendos libros para desplegar la creatividad, ambos de Cocobooks, una editorial que suele estar presente en Kireei por sus fantásticas propuestas de libros creativos para niños. Esta es la descripción de Pega, papel, tijeras. En su web podéis encontrar toda la información, incluso comprarlos online.

¡Da igual si se usa poco de pegamento o mucho! Cada niño es diferente y cada obra también. Las hojas de este libro están llenas de colores que sugieren texturas para que el niño pueda inventar, improvisar, crear y aprender mientras juega. Todo lo que necesita es pegamento y tijeras. El papel se convierte en tiritas, en sombreros, en mantitas para a los bebés, en las manchas de la jirafa, o bien, en los ingredientes de una deliciosa pizza. El libro Pega, despierta la imaginación de los niños recortando, rasgando, doblando y pegando las hojas incluidas. Este título es la nueva edición de Engancha con nuevas ilustraciones, nuevas actividades y más color.