Archivo de la etiqueta: manualidades niños

Ideas para regalitos de cumpleaños

En nuestra época escolar, el día de nuestro cumpleaños repartíamos un caramelo a cada compañero y con eso era suficiente. Hoy en día los regalitos de cumpleaños se han sofisticado y, si queremos huir de las bolsas de chucherías industriales, hay que aguzar el ingenio. Hay bastantes opciones de regalitos bonitos y a un precio razonable que podemos conseguir, pero si queremos darle un plus de personalidad a los detalles a repartir en la clase, siempre podemos recurrir a fabricarlos nosotros mismos. Os enseñamos algunas ideas que nos han gustado, bien sea para repartir en la escuela o como detalle de agradecimiento a los invitados de una fiesta de cumpleaños infantil.

 

                   Marionetas de dedo.

 

Visto anteriormente en Kireei.

 

                  Bloques de cera.

Visto anteriormente en Kireei

 

                    Molinitos hechos con cintas y botones.

Visto en blistree

 

 

              Mariposas hechas con papel pintado pegado a otro de cartón.

Visto en thesnailtrail.

 

Bolsa de tela decorada a mano. La misma idea puede aplicarse a bolsas de desayuno, bolsitos pequeños u otros objetos de tela.

Visto en houseonthehillroad

 

                                "Bisutería" de reciclaje.

Visto en creativejewishmom.

 

               Capuchas para los lápices.

Visto en melissagoodsell.

 

                   Varitas.

Visto en ikatbag.

 

           Pelotitas. 

 

Visto en pepperpaints.

 

              Macetas decoradas con alguna planta para cuidar.

Visto en thatartistwoman.

 

               Máscaras.

Visto en se7en.

 

                       Pinzas para el pelo. 

Visto en soduel.

 

                                  Hacer jabon natural metiendo un muñequito dentro.

Visto en themomsalon.

 

¿Tenéis más ideas? Nos encantará que nos contéis qué regalitos habéis pensado o llevado a cabo en los cumpleaños de vuestros hijos.

 

 

Vertedero sonoro

>

Ya no recuerdo quien me recomendó una visita a Vertedero Sonoro y, la verdad, me gustaría recordarlo para agradecerle el favor. Visitadla también, seguro que os gustará, sobre todo si os interesa la música, el reciclaje y la fabricación casera de los instrumentos.

 

 

Julio Payno (alias señor Rodríguez) es el creador de esta página. Es maestro de música, y anteriormente había formado parte de diferentes grupos de rock o folk, además de llevar a cabo actuaciones en solitario como cantautor o intérprete de música tradicional. Ha hecho grabaciones, ha dado conciertos, ha sido productor musical, ha organizado talleres para niños de construcción de instrumentos musicales a partir de basura, ha impartido cursos a profesores, ha participado en ponencias… En definitiva, que lleva ya una larga trayectoria en el mundo de la música y eso se nota en Vertedero.

 

El punto de partida del Vertedero es la afirmación de que la música popular es un juego, y como "con las cosas de comer no se juega", desde siempre se ha recurrido a materiales de desecho o sobrantes para construir los instrumentos de la música tradicional. Dado el cambio que ha experimentado el mundo, nuestros desechos en la actualidad son tantos, tan abundantes y tan diferentes a los de hace cien años que Julio se propone investigar y crear nuevos instrumentos a partir de la basura.

Para ello ha establecido una cuidadosa clasificación de los instrumentos y luego ha ido fabricando ejemplos como estos, que van acompañados de muestra sonora (las encontraréis en la web, en el apartado "Por poner algunos ejemplos sencillos y clarificadores"):

 

 

También podréis escuchar composiciones musicales interpretadas con los instrumentos construidos a partir de la basura…

 

… y en el apartado "Algunas cosas que te pueden interesar" encontraréis, entre otras:

 

Un carrillón de botellas virtual.

 

Un ejemplo de representación gráfica del sonido.

 

Una muestra sonora interpretada con objetos.

 

Hay mucho por escuchar y manipular en Vertedero Sonoro, y todos los instrumentos descritos (que son muchos) van acompañados por una completa explicación que incluye el modo de construcción. Una mina para profesores de música y todos aquellos que disfruten experimentando con la música y construyendo cosas a partir de elementos de reciclaje. ¡Que la disfrutéis!

 

Más calendarios de adviento

>

Hace unos días os dimos tres ideas para hacer vuestro propio calendario de adviento. Hoy os mostramos un par más, todavía hay tiempo de ponerlas en práctica.

 

 

La primera idea la hemos encontrado en el blog de Nikki, Whimsy Love. Se trata de aprovechar un organizador de tela que, en su caso, ya tenía en casa y justamente contaba con 24 bolsillos. Sin embargo, aquí el mérito no es tanto la estructura en la que se basa el calendario sino la imaginativa creación de los números. Aquí tenéis una muestra, visitad el blog de Nikki para ver todos los números e instrucciones detalladas.

 

Si no tenéis la suerte de disponer de un organizador de exactamente 24 bolsillos, cosa que sería mucha casualidad, siempre podéis fabricarlo y, si no se os da bien coser algo así, os propongo una alternativa muy sencilla: cosed a una tela bonita 24 bolsitas ya hechas (pueden ser las Fabler de Ikea o cualquier otra bolsita de la que dispongáis) y dedicaos a crear los números con ayuda de vuestros hijos. Puede ser muy divertido.

 

 

Otra alternativa muy original es la de Lindsey, que nos enseña en Inspiring Creations un calendario en forma de árbol de Navidad hecho con cajas de cerillas. Visitad su blog para instrucciones más detalladas y fotos del proceso.  

 

Muñecos de cuento de Fem Manuals

Otra vez os enseñamos una de las estupendas manualidades que hace Cristina Moreno con sus alumnos en su clase mágica. Esta vez se trata de personajes de cuento hechos con tapones de corcho. A mi me han parecido absolutamente adorables. Qué detalles, qué expresiones…

En primer lugar, los tres cerditos, que Cristina acompaña de la versión del cuento de James Finn Garner extraído de “Cuentos para niños y niñas políticamente correctos“. Si no tenéis este libro, ya estáis corriendo a comprarlo, ¡es genial! Está editado en castellano por Circe y en catalán por Quaderns Crema.

 

Atención, que hay cuatro cerditos. En realidad, la cuarta es una cerdita. Y el lobo es terrorífico.

 

También han hecho Blancanieves, con texto de Luis Fernando Verissimo.

 

El príncipe es un tapón, nunca mejor dicho.

 

Los enanitos son mis preferidos. Creo que son los mejores enanos que he visto nunca.

 

El leñador es auténtico, y la malvada madrastra está que trina.

 

Aquí están todos los personajes, incluyendo la madrastra disfrazada de anciana (estilo bruja). Este cuento ha sido sin duda el más trabajoso, con tantas caracterizaciones.

 

Y no podía faltar Caperucita Roja, con un cuento de Gianni Rodari tomado de sus extraordinarios “Cuentos por teléfono“.

 

La cestita es muy mona.

 

La troupe al completo. ¡Hay que felicitar a los artistas!

 

Sellos con tapones

Hace unos meses os hablamos de los sellos de goma y os mostramos distintas posibilidades aquí. En the long thread hemos visto esta otra manera de estampar dibujos que reutiliza tapones y bandejas de poliestireno. Cuenta Ellen que pasó una tarde divertida con sus hijos de esta manera tan curiosa (¡qué poquito se necesita a veces!). El más pequeño, de cuatro años, quiere volver a repetir una y otra vez.

El proceso es el siguiente:

Se cortan círculos de espuma en la medida de los tapones. Los niños dibujan sus propias creaciones y un niño mayor o un adulto realiza los surcos con un objeto punzante. Si hacéis palabras tened en cuenta que hay que dibujarlas en "negativo" o como si lo vieramos en un espejo, para que al estamparlo salga al derecho. Al final se pegan los círculos a los tapones y listo. El único material que hay que comprar es el tampón de tinta.

 

 

Vestido de muñeca hecho

por una niña

 

 

 

 

 

En el blog Monimenuts he encontrado este vestido de muñeca, hecho por la niña propietaria de la muñeca en cuestión. Me ha parecido un proyecto de costura tan bonito y realizado con tanta autonomía por la niña que he querido compartirlo aquí. Seguramente habrá requerido algunas explicaciones y prácticas anteriores, pero me emociona ese momento en que una niña o un niño decide poner en práctica las habilidades aprendidas en un proyecto propio… ¡Qué derroche de creatividad, dedicación y ternura!