Archivo de la etiqueta: música

Crêpes con música

>

 

Las crêpes, identificadas como postre francés, son una de las muchas versiones de una forma universal de transformar la harina (desde las tortitas mexicanas al talo vasco, por todo el mundo encontramos recetas a base de diferentes harinas con la misma forma aproximada). En Francia están asociadas en su origen a la fiesta de la Candelaria o al Mardi Gras. La versión gallega, la filloa, muy similar, es típica de la matanza (de ahí la famosa filloa de sangre). Así que en ambos casos nos encontramos con que se trata de un plato eminentemente invernal.

Sin embargo, en la actualidad cualquier momento del año es ideal para tomar crêpes. Tanto dulces como saladas, se pueden tomar solas o acompañadas de un montón de ingredientes:

En dulce, con chocolate fundido o Nutella, acompañado de nata. Con fruta, por ejemplo plátano, que combina de manera excelente con el chocolate, o frutos rojos, que son muy vistosos. Se puede rellenar también de mermeladas, miel, dulce de leche, leche condensada, crema… combinándolo de mil formas o incluso flambeándolo. Para el calor, nada mejor que acompañarlo con una bola de helado. Resulta un excelente desayuno, postre o merienda.

 

Fotografía CC de chotda.

 

Fotografía CC de boxx 120.

En salado, es clásica la crêpe de jamón y queso, pero se pueden intentar combinaciones más atrevidas: con salmón, con pollo, con atún, con verduras, con marisco… con mayonesa, salsa de yogur, mostaza, hierbas aromáticas, pesto, bechamel, queso untable… No hay límites a la imaginación, y puede constituir tanto un entrante como un completo plato único.

 

Fotografía CC de 3liz4.

 

 

Fotografía CC de bro0ke.

 

Incluso se puede jugar con la forma de la crêpe: en rollitos, doblada en cuatro partes, en forma de cestito, milhojas…

Fotografía CC de awhiffoflemongrass.

 

 

Fotografía CC de Festa das filloas de Pedra.

 

Podéis ver más imágenes de crêpes que seguro os darán un montón de buenas ideas en los grupos flickr The Creperie y Filloas de Galicia.

 

La receta de las crêpes es muy sencilla. Yo uso aproximadamente estas proporciones, pero me voy guiando más por la textura cremosa de la pasta que por las cantidades exactas:

Ingredientes: 

125 gramos de harina

2 huevos

1/4 de litro de leche

Un pellizco de sal (si es para hacerlas dulces, hay quien añade un poco de azúcar, pero yo dejo la dulzura para el relleno o, si no las voy a rellenar, las espolvoreo con azúcar una vez hechas).

Para crêpes dulces, se puede añadir cacao en polvo o café soluble. Para crêpes salados se puede añadir una cucharada de algún puré que de color (espinacas, tomate…).

Preparación:

Se mezcla todo batiendo a mano o con batidora. Si la mezcla reposa al menos 20 minutos en la nevera, saldrá mejor. Luego, se fríe brevemente en una sartén con mantequilla, por los dos lados. Cuando la crêpe está hecha, se despega fácilmente de la sartén y se le puede dar la vuelta.

 

Aquí os dejo un video musical cuyo argumento es la realización de una crêpe. La receta varía un poco, porque usa también agua y una cucharada de aceite. Si le dáis un poco más de vida a la crêpe que el amigo Yann, os garantizo que la reacción del comensal será mucho más entusiasta.

 

 

 

 

Una orquesta en un piso

>

¿Cómo podemos meter una orquesta en un piso? En este video está la respuesta.

 

 

Yann Tiersen – La boulange

 

Ya os habímamos hablado antes en Kireei de este genial músico francés, autor de la banda sonora de Amélie, aquí.

 

Instrumentos musicales insólitos

>

Hace unos días os habáblamos de instrumentos musicales caseros. Experimentar con las posibilidades sonoras de diferentes elementos y construir nuestros propios instrumentos es una de las maneras más divertidas (y baratas) de iniciar a los niños en el mundo de la música.

Hoy os queremos enseñar un video de un programa ya desaparecido de la televisión autonómica catalana. Se llamaba Atrapasons, y podréis ver cómo el conductor del programa era capaz de hacer música con elementos tan insólitos como un ladrillo, un guante de latex, unas zanahorias o una aceituna, a los niños les resulta muy sorprendente y divertido:

 


 

Hace poco, en un concierto para niños, tuvimos la oportunidad de ver cómo un músico tocaba un serrucho, y otros usaban juguetes para acompañar piezas de Mozart. También son famosas las composiciones de Pascal Comelade con instrumentos de juguete.


 

 

Y ¿qué os parece la Vienna Vegetable Orchestra?


   

Instrumentos musicales caseros

En el blog de Valerie hemos visto, entre otras muchas magníficas ideas, estos tres instrumentos musicales caseros: un tambor, una guitarra y un palo de lluvia. Son fáciles de hacer y garantizan horas de diversión, tanto al construirlos como al crear música con ellos.

 

 

Nuestro amigo Vicent nos ha enviado las fotos de las "maracagüais" que fabrica con su hijo Bernat. Os enseñamos dos modelos:

El primer modelo, con anillas de lata de refresco fijadas con hilo de pescar (además el tubo lleva agujeros de manera que la maraca sirve también de trompeta).

 

 

El segundo modelo, con chapas de botellines sujetas con tornillos:

 

También podéis fabricar maracas más sencillas simplemente rellenando recipientes de diferentes formas, tamaños y materiales: botellas de plástico, los contenedores de la sorpresa de los huevos Kinder, rollos de papel higiénico, etc. Si ponéis diferentes rellenos (garbanzos, lentejas, judías, piedrecitas, arena…), obtendréis diferentes sonidos.

 

Djavan, una caricia

El otro día en el coche saqué de la funda de CDs uno al azar y la fortuna me devolvió a Djavan. Hacía más de dos años que no lo escuchaba y, de repente, todos los niveles de tristeza se evaporaron de mi cuerpo, como un suspiro. Alguna música cura más que cualquier terapia y evoca todos los recuerdos que la memoria es incapaz de almacenar. Djavan es una caricia para el alma. Dedicado a Meisi con mucho cariño… Ay… Quanto querer cabe em meu coração.
 

 
 

Dos bajo un paraguas, por Yann Tiersen

 

                              Imagen Creative Commons de fabionascimento.

 

 

"Le parapluie". Yann Tiersen y Natacha Regnier, en el álbum Les Oiseaux de Passage. Letra de Georges Brassens, música de Jean Bertola.

Para saber más sobre la canción y leer la letra, podéis visitar la entrada que le dedica en su blog François Ingold: Un petit coin de parapluie, pour un petit coin de paradis.