Archivo de la etiqueta: postres

El gato goloso

>

 

 

Confieso que yo también tengo un gato goloso, y confieso que me pierde lo dulce, sobre todo el chocolate. Por eso me encanta navegar por blogs de postres como el de Mavele, una  "Ingeniero de profesión, muy indecisa y desmemoriada. Amante de la fotografía, la literatura, la buena comida y por su puesto, los gatos." 

Con un pequeño vistazo te das cuenta del buen gusto y cariño que le pone a sus delicias, y si lo sigues con más o menos asiduidad te enganchas a su "aroma", una mezcla de la calidez del hogar, de la merienda con chocolate caliente y bollos, y los pequeños lujos de una pastelería exquisita. Mirad que sensación…

 

Rollos de Jalea.

 

 Cuack attack.

 

 Macarons.

 

Torta Cebra.

 

Como veis, no solo las recetas son espectaculares, también la presentación y la fotografía. 

Mavele, además, publica otras fotos suyas que me han parecido deliciosas, como todo lo que hace.

 

 

 

 

 

 

Tarta de chocolate y nata

>

Esta es la crónica de una accidentada tarta de chocolate para Kireei…

Hacía un tiempo que quería hacer una tarta de chocolate, de las clásicas, y mostrárosla. El resultado de mi primer intento fue una suela de zapato incomestible, me quedé corta con algún ingrediente. El segundo, todo lo contrario, en vez de un bizcocho esponjoso salió una especie de engrudo pastoso. Se podía comer pero era impresentable.

De repente vi esta receta en uno de mis blogs preferidos, Smitten Kitchen, y decidí probar. De clásico no tiene nada pero abandoné la idea de la tarta de toda la vida para cortar con el maleficio y la historia, ahora sí, tuvo un final feliz, aunque no exento de anécdotas. ¡Qué divertida es la cocina!

Esta tarta también ha tenido sus dos intentos. El primero fue digno de manual de Murphy. ¿Qué le puede pasar a una tarta con chocolate fundido que amenaza con desbordarse? Habéis acertado, la mitad cayó al suelo. ¿Qué puede ir mal cuando montas nata? Exacto, se me cortó.

Pero no cejé en mi empeño, esa tarta tenía que salir en Kireei. Y aquí la tenéis, con final feliz, en casa de Meisi. Nos juntamos el domingo pasado para preparar algunas de las sorpresas de esta semana y lo celebramos con la tarta, no sin algún tropiezo de nuevo. Fijáos en la nata, no pudimos montarla en condiciones, ¿verdad Jaume? Pero aún así, resultó ser una delicia, todo un acierto, sobre todo por la compañía y el buen humor. Sólo nos faltó Elena para ser perfecto. Ahora os explico cómo se hace esta galleta de chocolate y nata gigante, como la llamó Meisi.

 

 

Esta primera foto es del primer intento, el que acabó en el suelo, veis que está menos tostada. 

 

 

 

Ingredientes:

Un rollo de pasta brisa

Medio litro de leche

150 grs de chocolate en polvo

250 grs de chocolate negro para fundir

150 grs de nata para montar

Una cucharada de esencia de vainilla

 

Proceso:

Se vierte la leche en un cazo y se agrega el chocolate en polvo, como si fuerais a preparar chocolate a la taza. Cuando ya esté espesito agregáis la pastilla de chocolate para fundirla, y la esencia de vainilla. El resultado será un chocolate caliente muy espeso. No padezcáis, aunque parezca demasiado chocolate la tarta no es nada empalagosa. Mientras, habréis horneado la pasta brisa según las intrucciones del fabricante. Cuando las dos cosas se hayan templado vertéis el chocolate por encima de la masa y lo metéis en la nevera hasta que el chocolate se enfríe y se solidifique (la textura final es como de pudin, no es dura). Para acabar montáis la nata para cubrir por encima y lo decoráis con virutas de chocolate (cosa que no hicimos nosotros, otro olvido).

 

Cocina con Ana

 

 

 

 

Si os gusta nuestra sección "cocinando con niños" os gustará Cocina con Ana, un blog donde una madre de tres niños y gerente de su propia empresa agrícola comparte su cocina creativa para niños y, no sólo eso, hay recetas de todo tipo. Lo que más me gusta de la web de Ana, aparte de las estupendas propuestas culinarias es su "voz". Después de cada visita a su blog me da la sensación de que he pasado un rato en su cocina charlando tranquilamente, pasando un buen rato entre fogones, intercambiando confidencias gastronómicas. Así de naturales y familiares percibo sus textos… y así de divertidos y deliciosos son sus platos. ¡Mirad!

 

 

 

 

 

 

 

 

Panellets de zanahoria y coco

 

 

El postre típico de estas fechas en Cataluña son los panellets. Leía el otro día en los diarios que estaba previsto que las pastelerías vendieran no se cuantas toneladas, y eso que no son precisamente baratos… La alternativa es hacerlos en casa. No es demasiado difícil aunque sí algo laborioso. En libros de cocina o en la red se pueden encontrar montones de recetas. La que os traigo hoy es extremadamente sencilla de hacer, muy barata y mucho más ligera que los panellets tradicionales. Excepto la parte de hervir, un niño de cuatro años puede hacerla él solo. De hecho, yo descubrí esta receta cuando tenía unos ocho años: salía en el libro de catalán del colegio y quise hacerla en casa yo solita.

Estos son los ingredientes:

250 gramos de zanahoria.

100 gramos de coco rallado.

100 gramos de azúcar.

Preparación:

Se hierve la zanahoria hasta que esté blandita. Luego, con un tenedor se machaca bien y se retira el agua que sobre. A continuación se mezcla con el coco y el azúcar. Con las manos se hacen bolitas o pirámides. Se puede dejar como está o rebozar con más coco, fideos de chocolate…

Se guardan en la nevera unas horas para que se endurezcan y… ¡a disfrutar! A nosotros ya se nos han acabado. Tendremos que hacer más…

 

 

Comida de Halloween

 

Nos gustan los postres.

Nos gusta la creatividad.

 

Visto en country living.

 

          

Visto en woman’s day

 

Visto en fullhalloween.

 

Visto en bakerella.

 

          

Visto en myrecipes.

 

Visto en cahly.

 

              

                    Visto en Martha Stewart.                              Visto en family go.

 

 

Bocadillo de plátano y chocolate

Esta merienda es un tres por uno: un bocadillo, una fruta y un dulce. En tres cosas me he inspirado también: en la costumbre de mi abuela de comer pan con todo, en el helado de plátanos con chocolate que publicamos aquí, y en nuestros adorados bocadillos de nocilla de la infancia. Podéis probar con otras frutas, a casi todas les casa bien el chocolate. He pensado que es un bocadillo ideal para los niños pero este, me lo he comido yo.

 

 

 

¿Qué merendabais de pequeños? Yo recuerdo bocadillos de mantequilla y azúcar, bocadillo de leche condensada, de "tres gustos" … ¿Y vosotros?