Archivo de la etiqueta: rincón de juegos

Para no caerse
de la cama

 

 

Cuando mi hijo de dos años quiso tener su propia habitación no me atraía la idea de poner una cama convencional: él se movía mucho, se levantaba en sueños y temía que se cayera. Ni siquiera una baranda parecía efectiva. Así que dimos con la solución perfecta: una cama en el suelo. Por experiencia propia – con dos años le entusiasmaba su nueva habitación pero no la idea de quedarse a dormir él solo – puedo dar fe de que era muy cómoda. Tomando la precaución de airear el colchón a diario y mantener el suelo siempre muy limpio es una solución práctica y divertida. A todos los niños que nos visitaban les encantaba la idea: por fin una cama en la que saltar sin peligro y a la que incluso los bebés podían subir sin ayuda. Es buena idea cubrirla con una colcha durante el día para que no se ensucie la ropa de cama porque el uso que se le da a una cama así suele ser intensivo. No conservo fotos de aquella habitación, pero este es un ejemplo muy similar.

Área de juego

Al decorar una casa en la que van a vivir niños, uno de los aspectos más importantes es planificar el área de juego. Hay quien la sitúa en la habitación infantil, también puede ubicarse en el salón o en la cocina o en cualquiera que sea el espacio en el que la familia pasa el tiempo libre. Nos ha gustado este ambiente porque en él todo está al alcance del niño, incluso las baldas se han colocado bajas para permitir la total autonomía a la hora de alcanzar los libros y los juguetes. También nos ha llamado la atención que el mueble para el almacenaje no sea un diseño específicamente infantil. Puede ser una manera de sacar más rendimiento al mueble y seguir usándolo cuando el niño crezca pero nos gusta pensar que también puede ser un indicio de que este rincón es parte de la dinámica general de la casa y no solo un bonito rincón infantil del que no pueden salir los juguetes y, ¡sobre todo!, las pinturas.

 

La casa de Lisa Mahar

>

 

Esta casa nos parece ideal, con tantos ingredientes apetecibles: estilosa, cálida, ordenada, creativa. No se puede pedir más. Pertenece a Lisa Mahar, propietaria de la tienda de juguetes kidO. Atención a la galería de fotos en el cabecero de la cama, los botes y cajitas para guardar material para manualidades en la habitación de los niños, los dibujos infantiles enmarcados, la terraza… Nos gusta todo, todo en esta casa. La podéis ver al completo, junto con una entrevista, aquí.