Archivo de la etiqueta: sostenibilidad

Cocoon designs

 

Estas maravillas que veis (aunque la palabra maravilla aquí creo que se queda corta) las realiza Karna Erickson bajo el nombre de Cocoon designs. Materiales reciclados de todo tipo: suéters de lana, telas vintage, colchas, etc., son la materia prima para dar vida a estas increíbles criaturas, árboles, setas, muñecos, gorros de duende y ropa. Estas creaciones me transportan a mundos remotos, a narraciones llenas de magia y fantasía, de criaturas que habitan los bosques y a cuentos de hadas. Me he quedado totalmente fascinada.

 

 

 

 

 

          

 

 

              

 

 

Más imágenes en Flickr

 

 

Animales reciclados

 

En el fantástico blog Kickcan and conkers he encontrado el trabajo de Peter Clark y Andrew Mockett, concretamente una serie de animales con materiales reciclados. El papel y el cartón son la base de estos collages tan conseguidos. Seguid los enlaces para ver más trabajos de estos dos artistas. Es león y el cangrejo son de Andrew Mockett y el perro y la cebra de Peter Clark.

 

 

 

 

 

 

 

Green folks, de Hommu

 


Green Folks es la nueva iniciativa de Hommu, una colección de cuatro personajes para ayudar a conservar los ecosistemas forestales. Hommu dona el 5% del valor de cada "Green Folk" a diversas ONGs locales para apoyar iniciativas de replantación de bosques destruidos por incendios, labores de reintroducción de especies autóctonas, etc. Hommu se compromete a publicar trimestralmente en su blog todas las aportaciones, especificando los proyectos y ONGs concretas a las que se hayan destinado las donaciones. Los muñecos son 100% hechos a mano en España y hay cuatro personajes distintos, que representan una pequeña parte de la fauna ibérica. 
 

 

A Kusu, el oso, le gusta reír. Da igual lo que le cuentes. Le gusta el color verde y pintar con rotulador. ¡Ojo con las paredes!
Pon es un conejo feliz. Sus 20 hermanos opinan lo mismo. Le encanta la gente, hablar de todo. Es un gran conversador.
Honobono es un pájaro común. Salta, vuela, le gustan los árboles. Pero no le gustan las migas de pan. Nadie sabe por qué.
Bon Bon es un zorro un poco miedoso. Abrázalo si ves algún conejo cerca. Le gusta la miel y las galletas de chocolate. 

 

 

Hommu nos ha ofrecido sortear uno de sus Green folks entre nuestros lectores. Solo tenéis que entrar en su web y comentar aquí qué os ha gustado más. Un único comentario por usuario. El sorteo se cerrará el domingo 6 de junio y los ganadores se anunciarán el lunes 7.
 

Nota: Además de anunciarlo públicamente aquí, nos pondremos en contacto con el ganador a través del correo electrónico con el que se haya dado de alta en Kireei. Si el ganador no responde en un plazo de 20 días, consideraremos que renuncia al regalo.

 

  

De camiseta a bolsa de tela

 

Cuando vi está idea para transformar una camiseta en un bolso de tela me decidí a hacerlo en el acto, de tan sencillo que me pareció. Y qué feliz idea para reciclar camisetas a las que, por lo que sea, no les damos ya uso. Yo tenía estas dos de rayas, una ya demasiado pequeña y la otra demasiado grande, así es que no lo pensé dos veces: tijeretazos en las mangas y en el cuello y repunte en la parte de abajo (dándole la vuelta, claro), y ya está, es todo lo que hay que hacer para conseguir una bonita bolsa de tela.  

 

 

   

 

Se me ocurre que puede ser una actividad atractiva y divertida para los chavales en la escuela o el instituto.

 

 

 

 

De botellas de plástico a broches

 

Nunca hubiera dicho que estos divertidos y originales broches tenían su origen en botellas de detergente. De nuevo, una manualidad de reciclaje transforma material de desecho y lo convierte en algo lindo. Lo he visto en el estupendo blog de Karen Barbe, una diseñadora textil chilena. Os recomiendo visitar su interesante y creativa web.

 

 

 

 

 

 

De camisetas a alfombra

Elle, del blog xoelle, tenía ganas de tener una alfombra flokati y ni corta ni perezosa se decidió a hacerla ella misma. Eso sí, le puso ganas y tiempo, como veréis es una manualidad muy laboriosa, dice Elle que le costó unas 60 horas en total. Aprovechó los ratos de descanso de su embarazo para ir haciéndola y que estuviera lista antes de nacer su niño. Las camisetas las cortó a tiras, las tiñó en el color que quería y se dispuso con mucha paciencia a ir engarzando las tiras en la base de malla. El resultado es precioso, ¿verdad? Además es un proyecto de reciclaje.