Tina Modotti

tumblr_mby4zbqGuU1qbkmx9o1_500

 

Ya no se si las entradas de los sábados son de fotografía acompañadas de texto o si en realidad son pequeños editoriales Kireei acompañados de fotografía. Me doy cuenta de como, poco a poco, van pareciéndose más a lo segundo y soy consciente también de que esto no tiene porqué ser así siempre. El otro día comentaba cómo un blog es un sitio en continua transformación, como cualquier otra cosa de la vida…y así pasa y pasará con este blog también, irá creciendo y cambiando…con su esencia, siempre igual y siempre distinto.

Podría hablar largo y tendido de Tina Modotti (Udine, 1896, Ciudad de México, 1942), de una vida apasionante como la suya y de su arte, pero eso lo podéis encontrar en cualquier wikipedia o web descriptiva y os animo a hacerlo. Pero a mi lo que me gusta hacer es cazar al vuelo las primeras sensaciones que me producen unas fotografías o alguna anécdota o dato sobre el artista y a partir de ahí hablar de algo que os pueda inspirar o estimular durante un rato, simplemente.

Tina Modotti ha sido catalogada por algunos como la mejor fotógrafa mexicana del siglo pasado, y también fue catalogada, en su época y durante su estancia en México como persona altamente “conflictiva”, por sus desnudos, por su lucha a favor de los desprotegidos, por su actividad política, etc, y fue incluso expulsada del país que tanto defendió. En definitiva, fue catalogada, etiquetada e intervenida, por ser quien era y como era, por ser fiel a su esencia, por tener una identidad que “molestaba”.

Esto me lleva a pensar en una de las claves de la felicidad (o de la tranquilidad o bienestar personal si no queréis usar la palabra felicidad que parece ya un poco vacía de tanto usarla). La tranquilidad vital nos llega por muchas vías pero una de las centrales es por la posibilidad de ser uno mismo, poder ser fiel a nuestra esencia, a nuestra identidad. No se donde leí hace poco que no hay nadie en el mundo, sea como sea su carácter que, si se le permite ser sí mismo de manera absoluta y profunda, no pueda ser feliz…a su manera, claro está. Ahí está la gracia.

Y como siempre, me voy a los niños, a la infancia, porque cuando miramos a los niños podemos vernos a nosotros mismos en esencia. Fijaos en ellos, observad como sus mejores momentos son aquellos en los que los adultos no intervenimos, no guiamos, no intentamos modificar su mundo, cuando los dejamos tranquilos, ser ellos mismos. Es entonces cuando están en plenitud, ¿verdad?

Y fijaos ahora, de adultos, nos pasa lo mismo, nuestros mejores momentos son aquellos en los que todo lo que rodea nuestra vida (los compañeros de trabajo, los amigos, la familia, la pareja) respeta nuestros ritmos, nuestras pulsiones vitales, nuestra libertad, en definitiva. Qué tranquilidad…pocas cosas contribuyen más al bienestar personal, por no decir ninguna.

Ayer mismo leí una frase que decía: Si no construyes tu identidad alguien lo hará por ti. Se refería a identidad empresarial porque era un anuncio de marketing, pero enseguida vi que en la vida, pasa lo mismo pero al revés, si alguien construye tu identidad por ti, tu no podrás hacerlo… y esto pasa demasiadas veces… casi siempre con buenas intenciones, pero con consecuencias indeseables y nefastas. Por eso, lo mejor que podemos hacer por los que queremos es acompañarles, sin más, sin juzgar ni intentar modificar, lo mismo que deseamos que hagan con nosotros.

Las fotografías de Tina Modotti son nítidas, poderosas, hermosas, captan la vida en las calles del México de los años 20, y lo hacen con sencillez, sin artificios, con toda su fuerza. Esta fue su esencia, su identidad…su manera de estar en el mundo y de mirarlo…su libertad.

 

Lucia.Messeguer

Tina-Modotti.-Roses-1925

modotti_el_machete

modotti_olla

modotti_mother_child

tina-modotti-08

199 TINA MODOTTI Frau mit Fahne Mexico City 1928

tina
artwork_images_424488681_438582_tina-modotti
tina-modotti-05
148 TINA MODOTTI Die Hände des Puppenspielers (Louis Bunin) Mexico City 1929

6 respuestas a Tina Modotti

  1. 1
    Heva dice:

    Personalmente me gusta la evolución de los sábados, tan Cris, gracias por abrir este caminito hacia ti :)

  2. 2
    Marta Leal dice:

    Me encanta ver cómo sabéis apreciar el buen arte y el talento en Kireei.

  3. 3
    Lorena dice:

    Preciosas imágenes y preciosa vida.
    Ojalá que tengamos la capacidad, poco a poco, de dejar a nuestros hijos SER. Imagino que solo lo conseguiremos trabajando el nuestro…

  4. 4
    Josep dice:

    “Vine,amor meu,anem al camp.
    Farem nit en un poblet,
    ens llevarem,anirem a la vinya,
    veurem si han brotat els ceps,
    si han esclatat les poncelles,
    si han florit els magraners.”

    Càntic dels càntics de Salomó.
    traducció de Narcís Comadira i Joan Ferrer.

  5. 5
    Virginia de la Calle dice:

    Evocadoras fotografías y vida la de Tina Modotti!!

    Y muy interesante reflexión sobre la identidad, sobre el ser uno mismo…algo que debiera ser tan fácil y lo difícil que parece que es… ya sea por patrones familiares, sociales, culturales… bienvenida esa tranquilidad de la que hablas :)

  6. 6
    Inma dice:

    Tengo que agradecer doble, porque no conocía a Tina Modotti y por la reflexión. Las fotografías son bellas y transmiten, tienen autenticidad.

    Para mí, un buen antídoto para la insatisfacción es hacer cosas que me permitan acercarme a lo que realmente soy. Para ello he empezado por buscar en mi niñez, porque también he visto cómo los niños son esencia pura cuando les dejamos ser y hacer lo que les gusta.

    Puedo imaginar que Tina Modotti, a pesar de los conflictos, mostraba su interior en su trabajo, por eso es tan singular y bello.

    Gracias por partida doble!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>