Todavía no sé qué hacer con mi vida

tumblr_n6vhaj7sh21qggwnvo1_1280

Fotos de Humans of New York

Hace poco oí esta frase, y no era de boca de una adolescente preocupada por decidir qué modalidad de bachillerato escoger, por qué carrera universitaria apostar, qué ciclo formativo iniciar… Era una mujer de 37 años, con dos hijos, una carrera universitaria y que había gozado durante un tiempo de un sueldo relativamente bueno y unas ciertas expectativas de éxito profesional – infundadas o no, pero muy interiorizadas.

La crisis económica ha ayudado a crear esta situación. La dificultad para compaginar maternidad y profesión, también. Pero no han sido esas las causas profundas de la desorientación actual de esta mujer, que coincide con la de muchas otras personas. “Estoy en mi plenitud y ¿a dónde he llegado, qué he conseguido, hacia dónde quiero ir?”. En su caso, no perdió su trabajo sino que decidió dejarlo porque ya no entendía qué hacía cada día en aquella oficina. Pero el sentimiento de cierto fracaso personal combinado con el deseo de encontrar una meta es compartido por muchas otras personas; algunos son hombres, pero en su mayor parte se trata de mujeres – con o sin hijos, con empleo o sin él, con pareja o sin ella, con estudios superiores o sin ellos – que se replantean sus opciones en la vida.

Desde las páginas de economía – ¡y también desde las de tendencias! – la prensa nos bombardea con la idea de que el trabajo para toda la vida no existe, que no solo cambiaremos de empleo periódicamente sino que tendremos que reorientar nuestra carrera profesional varias veces, que nunca podremos parar de estudiar y formarnos, y que reinventarnos va a ser la única constante de nuestras vidas. Muchas ya lo sabíamos, o lo sospechábamos, antes de leerlo en la prensa, y nos preguntamos también si la insatisfacción va a ser permanente.

¿Cuales son las causas de esta situación? Podría deberse a una mala orientación del sistema educativo, o a una expectativas poco realistas (la generación de nuestros padres, partiendo de la nada, llegó mucho más lejos de lo que habrían soñado, y esperábamos poder hacer eso y más). A lo mejor es un fracaso de la organización del mercado del trabajo, obsoleto para los cambios sociales que hemos experimentado. Quizá tenemos demasiado miedo a perder y nos cuesta aceptar la derrota como una oportunidad para aprender. Puede ser que las habilidades, intereses y deseos de muchas personas no tengan traducción en un mercado laboral limitado, en una sociedad que valora a las personas únicamente por su capacidad de transformar sus saberes en dinero contante y sonante. “Lo que yo sé, lo que yo soy, lo que yo puedo ofrecer… no vale dinero”.

Muchas personas en esta situación se han orientado hacia el voluntariado o hacia los pequeños trabajos creativos y autónomos que pueden reportar mayor satisfacción (aunque, normalmente, muy poco dinero). A veces me sorprendo al comprobar todo el talento, energía y sabiduría que se mueve por circuitos ocultos, subterráneos, marginales.

¿Es esto un fracaso personal o un fracaso social? Mi opinión personal es que se trata de un fracaso colectivo, pero no es inevitable que se convierta en un fracaso personal. Ser parte de la “gente del margen” tiene sus inconvenientes – como también los tiene navegar por la “corriente principal” – pero también algunas ventajas y oportunidades. No nos queda otra que seguir buscando nuestro lugar en el mundo.

 tumblr_ncbn7wYvpr1qggwnvo1_1280

  

tumblr_n8g7uiG8sX1qggwnvo1_1280

 

tumblr_n30lbvKmnj1qggwnvo1_1280

 

tumblr_n8ibh1fBpv1qggwnvo1_1280

 

tumblr_n5u08uzJyc1qggwnvo1_1280

 

tumblr_n8cqf63aXx1qggwnvo1_1280

 

tumblr_n28826kdsz1qggwnvo1_1280

tumblr_n5b8c5TdOu1qggwnvo1_1280

 

tumblr_n8559pPkIr1qggwnvo1_1280

 

 

 

63 respuestas a Todavía no sé qué hacer con mi vida

  1. 1
    Laura dice:

    Uff, precisamente llevo un tiempo reflexionando sobre esto. Mi trabajo actual (en la Universidad de investigadora-profesora) supuestamente lo elegí por vocación, pero cada día me van faltando las ganas un poco más. No sé si es el sistema que te mata la vocación, no sé si son la incertidumbre y la inestabilidad, el ir siempre con prisas por llegar a más por los sistemas de evaluación cuando en realidad si por nosotros fuese, no querríamos tanto.

    Tampoco sé si también puede influir que a través de los blogs, Pinterest, Instagram, etc. idealizamos vidas ajenas y no dejamos de compararnos, pensando que quizás seríamos más felices de otra forma. De hecho, he pensado en hacer un experimento y dejar de visitar sitios web durante un mes a ver si se tranquiliza el runrún ese interno.

    O a lo mejor es el germen de un cambio social hacia una vida laboral más humana, ¡quién sabe!

    Me están encantando los posts de los sábados con las reflexiones, ¡gracias! :)

    • 2
      Cristina dice:

      hola Laura
      pienso que aunque las redes sociales magnifican todo en realidad no son más que un instrumento de comunicación. Antes envidiábamos o nos comparábamos con la vida estupenda de los demás de otras maneras, porque también había maneras de que nos llegara esa información. Lo ideal es no medir nuestra vida en comparación con las otras.
      Ojalá estemos viviendo el germen de un cambio social, se vislumbra en el horizonte, aunque también se vislumbra un mundo mucho más extremo en peores condiciones laborales. Habrá que seguir mejorando lo que esté en nuestras manos, empezando por nosotras mismas.

    • 3
      Jorge dice:

      Hola Laura, no sabes como me interese por tu respuesta, también he llegado a la duda ( conclusión) de que tener tanto acceso a la vida perfecta ( o por lo menos a la imagen que quieren mostrar) de otras personas a través de Instagram, Facebook etc. etc. es un error que nos somete a la critica personal, pero creo que sin fundamentos, tendemos a criticarnos de una manera muy dura al compararnos con gente y estilo de vida que tal vez no existe. Considero que nuestra generación es la generación del “Quiero más, quiero lo que veo” estamos tan invadidos con tantas formas y estilos de vida a través de las fuentes de comunicación que llenaos nuestros pensamientos de envidias o deseos de personas que viven al otro lado del mundo.
      Trataré de hacer un experimento también, un mes sin Instagram y sus maravillosas y perfectas vidas, ya veremos el resultado.

    • 4
      ChicHeroess dice:

      a mi me pasó lo mismo pero si tu mente es creativa lo será sin on con Pinterest etc al final debes hacer lo que te haga feliz y encontraras tu camino! ;)

    • 5
      María Julia dice:

      Hola Laura: Soy médica y nunca creí en el sistema médico. Pensé que estudiando podía encontrar una salida en la medicina alternativa pero también perdí la fe en ella… en realidad veo que si uno es feliz no se enferma de nada. Tengo un trabajo que solo lo tomo como entrada de dinero para cubrir los gastos de mis hijos en lugares que nunca se si son lo mejor para ellos…. Estoy pensando en irme a vivir a una ecoaldea o algo así =P …. Por ahora me conformo con trabajar la menor cantidad de horas posibles (3 días por semana) y dedicarme a tareas domésticas creativas (plantas, manualidades, etc)
      Abrazo!

      • 6
        laura dice:

        Maria Julia, gracias . Realmente me encanto tu idea , tu estilo de vida. Yo tengo 29 anios(no me anda la enie) soy prof de ed fisica y la verdad no pretendo trabajar lo que la mayoria me propone. Considero 4 dias 4 hs , obviamente sabras que no puedo tener auto , ni pensar en una familia con este sueldo. Mi pregunta es como sigo? Para donde voy? Yo se que trabajando mas con la gente , con la responsabilidad, con el sistema no voy a estar bien , pero si deseo poder crecer economicamente. Poder decir ok voy a viajar y no tener que andar tan apretada con la plata . Obviamente haberme apretado me ha permitido ahorrar algunas monedas por cualquier cosa que suceda…pero en este momento me siento un poco estancada.

    • 7
      Cecilia dice:

      Las relaciones humanas y las laborales han cambiado radicalmente la forma en que nos percibimos frente a los demás, de que forma nos evaluamos en todas las áreas de la vida.
      No he tenido la oportunidad de realizarme en ninguna profesión, y la tuya se me hace increíblemente interesante. Ya ves, como en verdad todo se percibe mejor de afuera.
      Así que, sigue adelante! Seguro encontrarás un nuevo fin para tu tarea. Tal vez yo encuentre el principio para convertir mi tiempo en producción responsable para la humanidad

  2. 8
    M dice:

    gracias por decirlo, gusto hoy es un día duro de dilemas y leer “mis pensamientos” me ha dado nuevas alas.

  3. 9
    Ariadna dice:

    Hola Buen día!
    Teniendo 36 años, siendo madre, con un trabajo fijo, con un país económica y colectivamente complicado, del otro lado del Charco, comparto la misma incertidumbre!!!.
    Es mas acabo de dejar en Stand By las ultimas 2 materias de mi carrera universitaria hasta el año que viene, exactamente por que siento que no encuentro el camino de lozas amarillas, en fin… decisiones este siempre es el tema. Creo que lo importante a esta altura de la vida es tener en cuenta que todo cambio por mas difícil que sea siempre trae algo positivo.
    Chicas, Kireei es un mar de motivación sigan ahí que yo siempre las disfruto.!!
    Saludos desde Argentina

  4. 12
    Nené dice:

    Coincido con Laura en la presión que imprimen los sistemas de evaluación. A veces esa mercantilización hace que profesiones elegidas por vocación deban descuidarse porque hay que dedicarle tiempo a “juntar cartones” para acreditar que uno está a la altura del trabajo y puede mantenerlo. El otro día hablaba con una profesora universitaria de lo perverso del circuito, que se retroalimenta, ya que las instituciones reciben fondos para hacer congresos y jornadas, lo cual implica la justificación del empleo de muchos, y los que concurren a exponer reciben un certificado, que luego sirven para aspirar a mejores puestos, y para cobrar subsidios como investigadores deben presentar un determinado número de trabajos al año en congresos y jornadas…El tema es quedar afuera de este circuito de validación de conocimientos puede implicar quedarse sin trabajo, porque otro supuestamente “más capacitado” tiene más certificados.
    En cuanto a las expectativas idealizadas, creo que para mucha gente la visita cotidiana a Facebook (red social que no me gusta) hace que quieran mostrarle a sus amigos/conocidos/familiares lo bien que les va, en una competencia implícita pero insana. La gente no se comunica hablando por teléfono, pero se chequean a diario las vidas ajenas y a lo sumo, se le coloca un “like”, con una sensación amarga de “por qué el/ella puede y yo no”. Esto lo sé porque conozco gente que lo dice, cotidianamente.
    Perdón por la extensión del comentario, parece una catarsis.

    • 13
      Cristina dice:

      interesante reflexión, Nené, muy buena catarsis. Ciertamente el sistema es perverso en ese sentido, y en muchos otros más.
      Un abrazo

    • 14
      Tatiana dice:

      Que bueno tu comentario! Estos días estuve pensando mucho acerca de ambas cosas, los “certificados” ya sean de un congreso o la nota de un examen y el Facebook.
      En un principio una buena nota o ver como otros cumplían sus sueños eran una motivación que me impulsaba a seguir estudiando y a seguir adelante con mis objetivos. Pero ahora me resultan una tortura, tanto mirar el facebook como estudiar para rendir exámenes, lloro literalmente a la hora de estudiar, veo las publicaciones en facebook y me amargan. No se si se debe a tantos años de autoexigencia, cansancio o nuevos intereses.
      A veces me encuentro buscando otras cosas que me motiven para seguir adelante y cumplir mis objetivos, pero últimamente siento que no las estoy encontrando.
      La carrera me gusta pero estoy agotada de tanto esfuerzo.
      Con respecto al Facebook, creo que también le voy a dar vacaciones!!!

  5. No tengo claras cuales son las razones, aunque desde mi experiencia personal no son las que apuntas… En mi caso es mi generación, no la de mis padres, la que ha conseguido “algo”: estudios, un trabajo cualificado y más remunerado.
    Yo sí creo, como Laura, que el ver las estupendas vidas de otros en internet puede estar afectándonos. Pero también pienso que este no saber qué hacer con tu vida cuando ya peinas canas y estabas asentada, es simplemente una cuestión de posibilidad. Yo veo que existen opciones, diferentes a las que me podía plantear a mis 18 años, y ese abanico de posibilidades, reales o no, es la que me desasosiega. Mis padres no tenían opciones, era pura supervivencia. Ahora, pese a la crisis, el mundo laboral es más amplio, más variado. Y no tiene nada que ver con el que conocimos cuando elegimos, en un mundo sin móviles ni internet, a qué íbamos a dedicar nuestros días de adultas.

    • 16
      laraper dice:

      Estoy totalmente de acuerdo contigo con respecto a lo de nuestros padres. Un saludo.

      • 17
        Cristina dice:

        el apunte sobre los padres en el post se refiere a que nuestros sueños (que también eran los de nuestros padres) de llegar lejos con unas cualificaciones y una situación mas acomodada que al de ellos, en muchisimos casos no se han cumplido, de ahi la sensación de desconcierto de la que habla.
        Es cierto, como comentas, pececito, que las amplias posibilidades a la vez que facilitan dificultan.
        un abrazo

  6. 18
    chus perez dice:

    Comparto plenamente vuestro sentimiento… Yo soy una más en este circulo de la vida que estamos viviendo en este presente.
    Soy diseñadora gráfica y fui también diseñadora de moda y profesora en mis materias. Soy madre soltera de un precioso niño. Trabajo en una editorial importante, el gran sueño, mi sueño realizado… pero el modus vivendis que nos mueve ahora hace que mi trabajo se haya convertido en algo mecánico, aburrido y nada enriquecedor… Me hago llamar la “copio y pego” ¿Es culpa de la compañía? No. Es tan solo el resultado de la vida que se ha generado a nuestro alrededor fast, fast and fast again. Todo es rapido y no importa nada mas, lo primordial es la rapidez.
    ¿os acordáis cuando éramos pequeñas y coleccionabamos cromos? Te podías pasar un año recogiendo aquellas estampas y llenando tu álbum. Ahora tienes mes y medio, por que después saldrá otra colección nueva y en mes y medio mas saldrá otra y otra.
    No hay tiempo para el disfrute y la contemplación!!!!!
    Y así es nuestra vida también.
    Aveces sueño despierta que vivo 100 o 200 o incluso 500 años atrás y tengo mi pequeño taller en un barrio o pequeño pueblo, donde todo es mas lento y seguimos el ritmo de la luz y no tengo que coger 6 autobuses al dia, ni comer en 5 minutos, ni tener mi vida organizada al minuto en mi móvil lleno de alarmas que me recuerdan todas mis obligaciones diarias. Sueño que todo es lento y puedo saborear las cosas y las personas.
    Aveces me rindo y desespero y quiero dejar mi profesión y empezar una nueva carrera, pero entonces me recuerdo a mi misma que estoy sola y que hay que pagar las facturas a final de mes.
    Y intento hacer la revolución en mi casa a mi manera. No tenemos tele, pero si vemos dibujos en el ordenador pero poco tiempo. Los Reyes Magos no nos traerán una tablet o una wii por que ni ellos ni Papa Noel traen esas cosas. Nos dedicamos a recoger cajas de cartón de la calle, piedras en el campo o palitos y usamos nuestra imaginación para volar de este mundo extraño que no nos gusta ni entendemos. Bordamos cosas que dibujamos, aunque sea un niño y tenga 5 años, y cuando llueve pisamos los charcos. Nos encanta la lluvia… nos encantan los charcos… que nos hacen desaparecer de este mundo por un rato.
    Y yo por la noche antes de ir a dormir sueño y vuelo despierta leyendo el blog de Kireei
    Gracias a todas y dulces sueños

    • 19
      laraper dice:

      Me ha encantado tu comentario. Es difícil encontrar, en los tiempos que corren, mamás o papás que aprecien saltar en los charcos y junten piedras. Lo que mas valoro de vivir en un pueblo, es la cercanía de la naturaleza y los amigos. Que mis hijos dispongan de esas cosas tan fácilmente, es estupendo. Esos son los momentos en los que las personas pensamos, mejor y seguro que en el futuro tus hijos te lo agradecerán, porque les habrás enseñado a buscar su tiempo y su lugar para estar en paz consigo mismos y con la sociedad.

    • Qué bonito Chus!!!, suerte tiene ese niño de disfrutar de una madre que salta en los charcos :-), lo de los cromos, yo ya lo he dado por causa perdida, con lo chulo que era rellenar un album… y peor a que desaparezca a los dos meses es que ya te ofrecen desde el inicio que puedes comprar las que necesites!! qué gracia tiene entonces??, la vida son las circunstancias y lo que decidimos hacer con ellas, yo, tengo claro que prefiero disfrutar y pararme un poco y desde luego me niego a comprar cromos para acabar un álbum :-)

    • 21
      Cristina dice:

      Gracias por tu comentario Chus, como dices, el mundo está saturadisimo y aceleradísimo, y depende de nosotras vivirlo afín a nuestra esencia. Eso no los quita nadie ;)) un abrazo, yo también soy madre soltera y me veo muy reflejada contigo ;)

    • 22
      beatriz dice:

      pero puedes vivir esos sueños, quien te obliga a seguir en el sistema, serán los miedos que todos los días el mismo sistema se encarga de recordarnos, ya que el miedo es el motivo por el cual es sistema existe.
      ve a un pueblito vive la naturaleza y disfruta, necesita uno comprarse cosas? es necesario realmente comprar todo lo que nos venden? nos hacen esas cosas realmente feliz? o es que necesitamos igualarnos con el otro que si lo tiene? pero sabemos realmente si eso le da felicidad?

      • 23
        Lylo dice:

        Beatriz, el asunto es que hasta lo básico cuesta, así se viva en un pueblito alejado y delicioso, se hace difícil romper con las costumbres con las que crecimos: cepillarnos con la crema dental, usar el jabón de baño, tener con que vestirte… esas pequeñas cosas también necesitan de dinero y en ocasiones ese dinero se recibe por algo que terminas haciendo mecánicamente, en especial cuando la vida de otros(hijos e hijas) depende de ti. Abrazos!

    • 24
      Adriana dice:

      Me ha movido todo dentro de mi tu commentario, y de otras… Gracias! A veces siento sola però Leo y Leo, todabia que dan personas con esa mentalidad y corazon libre de todo este mundo que corre y corre….un abrazo a tod@s

  7. 25
    Laura dice:

    Hola! me siento identificada con lo planteado en el artículo, es un tema al que llevo más de 2 años dándole vueltas. Son innumerables los factores a los que achaco tener esa sensación de vacío, pero sobre todo a la educación que me dieron. En mi caso mi madre siempre me dijo que nunca dejara que un hombre me mantuviera, que estudiara para tener la posibilidad de encontrar un trabajo decente y no tener que rendir cuentas a nadie. Algo que a pesar de mi extenso curriculum no he logrado. Carrera, 2 másteres e inumerables cursos con sus correspondientes prácticas para lograr trabajar en aquello que me motivaba y que que en la actualidad no me sirven ni para poder llenarme el plato de comida. Hoy dependo 100% de mi pareja y de mis padres que nos echan un cable (porque con un sólo sueldo en ocasiones no llegamos ni a fin de mes). Al contrario de lo que se comenta, yo no siento envidia de las historias que veo en facebook, supongo que soy muy consciente de que lo que aparece en mi muro son simples instantes de una vida que contiene muchos otros momentos que evidentemente nadie quiere o necesita mostrar. También soy muy consciente de las exigencias que el sistema nos ha impuesto no sólo a nivel laboral. Sin embargo a mi lo que me preocupa es el lugar que de nuevo ocupa la mujer en la sociedad, ¿a dónde nos está arrastrando aquello que ha desencadenado esa supuesta crisis? No niego que ésta haya abierto una brecha que nos de la oportunidad de corregir los errores cometidos pero no debemos descuidar aquello por lo que la mujer tanto luchó y que parece desvanecerse poco a poco. No sé si trabajando en aquello para lo que me formé acabara desmotivándome al pasar los años, sólo se que hoy haría lo que fuera por tener un sueldo conseguido a través de aquello por lo que tantos años estuve luchando. Ser inconformista es natural pero ¿dónde están los límites? Como ya se ha comentado esa desmotivación puede venir dada por el propio sistema pero no creo que por ello debamos cambiar por completo el rumbo de nuestras vidas, es tan simple como exigir a ese sistema el cambio que la humanidad se merece para que no acabemos convirtiéndonos en simples siervos que obedecen y a los que pocas oportunidades se les deja para opinar, pensar y por ende para ser creativos. Ser autónomo es la opción que he estado contemplando, pero cómo hacerlo?este es el otro dilema cuando no se tiene ni por dónde empezar!
    Siento haberme extendido tanto.
    Un saludo y gracias por entradas como ésta.

    • 26
      Cristina dice:

      al contrario, gracias por extenderte, estamos todas en el mismo barco (o similar)
      como dices, la educación hace mucho, la actitud con la que vivimos nuestra vidas viene en gran parte de las creencias aprendidas, es difícil romper con eso pero no imposible, hay gente que va poco a poco y combinando el viejo mundo con el nuevo que se reinventa y hay gente que lo hace más de golpe, de manera mas arriesgada. Cada uno ha de encontrar su manera.
      un abrazo

  8. 27
    laraper dice:

    Hola a todas:
    Me han encantado los comentarios. Todos. En todos encuentro algo de verdad, o algo que ya he vivido o visto.
    Desde hace 13 años voy cada a trabajar a un departamento de urbanismo de un municipio de la costa de Levante. Es un municipio de tamaño medio: ni tan grande como para tener todos los funcionarios que necesitaría, ni tan pequeño para utilizar los servicios compartidos de la Diputación. Esto nos aboca a los técnicos a abarcar un amplio abanico de trabajos. Y lo que otros se toman como un exceso de obligaciones, yo procuro verlo como una gran abanico de posibilidades.
    Mientras muchos de mis compañeros “sufren” el ir a trabajar cada dia yo procuro ir con ganas e ilusión, hacer mi trabajo lo mejor posible, dar lo mejor de mi misma, y aunque el reconocimiento brilla por su ausencia, y las envidias campan a sus anchas, en mi interior estoy tranquila, y me sigo ilusionando igual que el primer día. Y eso no tiene precio.
    La sociedad ejerce una presión tremenda, y si no nos tomamos nuestro tiempo y nuestro espacio, puede manipular nuestra mente, creándonos crea falsas expectativas, falsas necesidades… hay que tomar perspectiva, y no dejarnos llenar la cabeza. Como decía Mandela: “Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma”.

  9. 29
    veronica dice:

    Me siento totalmente identificada. Parada, 33años, casada y aun hijos . Buscando abrirme camino mientras mi marido autónomo lleva todo el peso económico. A mi no me educaron para esto y la insatisfacción que me produce es constante.

  10. 31
    MIRA Longo dice:

    Tienes toda la razón con este post, este mundo lleno de prisas y fechas de entrega te mata la vocación,
    Yo siempre he pensado que vale más la pena tener un trabajo que te llene que uno que te reporta mucha economía pero quizás te quita tiempo para disfrutarlo o ganas porque no estas agusto haciendo lo que haces, también es verdad que yo creo que cada trabajo tiene su parte bonita, todos pueden ser el trabajo de tu vida si sabes mirar la vida con un poquito de color.
    Pero en estos momentos, con la crisis, busco cualquier tipo de trabajo, pues no tienes la capacidad de elegir, solo una nómina que te de para vivir, ya me encargaré yo de verlo bonito después.
    Es difícil saber hoy en día que va a ser de ti, pues muchas veces tienes que conformarte con lo que encuentras, si lo encuentras, y dar gracias. Se pierde la capacidad de elección.
    Pero bueno, hay que seguir luchando, y aprovechando el tiempo libre para vivir y para no dejar de aprender y hacer las cosas que nos gusten, y si tienes la oportunidad de dedicarte a eso, pues habrás encontrado tu sitio en el mundo.

    • 32
      Cristina dice:

      como dices, ante todo hay que buscarse un sustento, eso es crucial, a partir de ahí si va para largo hay que intentar transformarlo, al menos con tu actitud, y si puede ir para corto, hay que dar pasos para llegar a lo siguiente.
      un abrazo

  11. 33
    Laura dice:

    Es una pena decir esto pero “mal de muchos, consuelo de tontos” actualmente nos encontramos muchos en esta situación, yo incluida, no se por donde tirar ni que hacer con mi vida. Tengo trabajo, pero no me satisface, actualmente estoy buscando nuevos proyectos y nuevas formas de ganarme la vida. Unido a un estancamiento personal se hace dura la batalla, pero creo que existirá una época mejor y podremos encontrar el camino que estamos buscando.

  12. 35
    Daniela dice:

    Hola Cristina.
    Primero que todo, felicitarte por la página que llevas, y por las nueva sección de reflexiones que has decidido sacar dentro de la web. Me parece una instancia bellísima para compartir nuestras preocupaciones y los pensamientos que tenemos al respecto.
    Sobre el tema en sí, creo que en general todos nos sentimos con altos índices de frustración no sólo por nuestro sistema de vida en general (en donde constantemente sentimos que nos falta tiempo para compartir, disfrutar, crear nuestros propios proyectos, etc.), sino porque muchas veces, y por mucho que hagamos, sentimos que en verdad no avanzamos, y que nos quedamos pegados sin posibilidades de superación que se traduzcan en el ámbito económico y académico.

    Recientemente he estado viviendo esto con respecto a los estudios formales, ya que al salir de la Universidad me di cuenta de que un cartón no te asegura absolutamente nada, cuestión que al menos en el país donde vivo actualmente (Chile) ha estado muy presente dentro de mi generación, ya que somos la primera generación de profesionales creados masivamente. Además, y como lo decías en tu post, muchas veces nuestras cualidades o lo que podemos ofrecer no se traduce en dinero.

    ¿Lo malo de todo esto? Que nos podemos quedar pegados en el sentimiento de frustración, no buscando otras alternativas que nos llenen emocionalmente y que a la vez nos permitan ganar lo suficiente para vivir. ¿Lo bueno? Es que aprendemos qué es lo necesario y qué lo accesorio, de cuáles cosas podemos dejar de depender porque en verdad no las necesitamos. Al traducir todas estas reflexiones a la práctica, con mi pareja nos hemos permitido no cumplir con los deseos consumistas que nuestros pares quieren imponer inconscientemente en nosotros, y así poder vivir con lo justo, pero más libres y haciendo voluntariado que complemente nuestro quehacer humano en el mundo. Así, trabajo en una cafetería y escribiendo para webs a medio tiempo, lo que me posibilita compartir el tiempo con proyectos personales dedicados al área del diseño infantil y a la formación educacional no-sexista.

    Y claro, es súper difícil tomarlo como algo positivo, desligarse de lo que nos han enseñado durante veintitantos o treintaitantos años, pero se puede, y quizás viviremos hasta un poco más tranquilos y en paz con nosotros mismos.

    Un gran saludo!

  13. 36
    África dice:

    Ay cómo me he sentido identificada por todos los comentarios que habéis puesto. Hasta ahora pensaba que era una rara, una desconsiderada por tener trabajo y no estar a gusto. Tengo 39 años, estudié una carrera porque era lo que había que hacer, me gustó, pero cuando salí de la universidad, no había trabajo y en la misma empresa en la que hasta día de hoy sigo( con un pie más fuera que dentro) me formaron para trabajar de consultora informática. Sí, mi empresa es de las que llaman cárnicas de personas, donde las personas importamos bien poco y donde se nos exprime hasta más no poder, pero sin embargo les dan premios por conciliar vida laboral y familiar. A cambio, te abandonan en un rincón y tu frustación es proporcional a número de años que llevas trabajando. A lo que voy, nos han vendido la moto de mujer trabajadora que puede con todo. Y no es cierto. Al menos mi frustación va por ahí, en el trabajo nunca llegaré a ser como los que hacen horas y horas, ya que prefiero salir antes y ocuparme de mis niños y disfrutar de algo más que del trabajo. Y esta frustación ha ido aumentando según he sido madre, no veo futuro ni posibilidades de desarrollo en las empresas actuales, la precariedad es cada vez más evidentre, llegan jóvenes que por cuatro duros están dispuestos a comerse el mundo y yo me veo fuera de lugar. Llevo varios años de bajón, porque considero que valgo para mucho más de lo que me valoran, pero no tengo oportunidad de demostrarlo sino es echando horas para beneficio suyo, y no mío, la meritocracia en este país no existe y cambiar el chip a estas alturas me cuesta un montón, por no decir, me es imposible.
    He pensado en montar algo por mi cuenta, pero el miedo y la incertidumbre estando las cosas como están es algo que siempre echa para atrás y paraliza cualquier conato de idea.
    Sí creo que sea un fallo del sistema educativo y de la mentalidad ‘paleta’ que seguimos teniendo del trabajo en una empresa.
    No sé, no consigo ver hacia donde se dirige todo esto.
    Sorry por el sermón, pero es que tenía unas ganas de echarlo fuera….
    Mucho ánimo a todas, no somos bichos raros.

  14. 38
    Jimena dice:

    excelente! estoy por cumplir 30 años y a los 25 medio una crisis existencial porque me di cuenta que estaba estudiando y dedicando mi vida a una carrera que no me hacia del todo feliz. Es que crecemos y nos meten en la cabeza que hay una sola foma de vivir, que hay que tener un titulo, trabajar y bla bla bla, pero nadie te enseña que tenes que sentir pasion o amor a lo que te dediques. despues de ir a terapia me decidi, ahora soy maquilladora y no hay nada que disfrute mas, sigo estudiando para obtener mi titulo de arquitecta pero solo porque me queda poco y no quiero despercidiar todo el esfuerzo que hice durante años, solo que ya no es mi prioridad.

  15. 39
    Mar dice:

    El mejor ingeniero de obra pública que conozco es mi primo, con 55 años y 30 de experiencia. Se quedó en paro y no le quedó otra que superar una profunda depresión y terminar abriendo una tienda de chuches frente a un colegio. Aunque no le va mal y ahora se levanta de la cama con más alegría, es tan grande la pérdida de conocimiento, tan triste la situación en la que todos, como sociedad, hemos salido derrotados que no sé cómo explicar la decepción. Un oficio se construye a base de años de experiencia, es eso lo que aporta valor. Y ese conocimiento lo hemos perdido todos.
    Y es bueno eso de reinventarse y tener varios ases en la manga y saberse dedicar a muchas cosas en la vida, pero es bueno también tener un oficio y desempeñarlo toda una vida, disfrutando de la seguridad que da la experiencia y devolviéndolo a la sociedad ese conocimiento adquirido día a día.
    Saludos,

  16. 40
    Jaaren dice:

    ¡Genial! Leeros a todas ha sido genial…
    Casi en los 40, con dos peques, viviendo lejos de la familia y habiendo dejado mi trabajo por una vida más tranquila, el año pasado vi que me caía, que no sabia qué hacer con mi vida…pero mi estupendo marido me dio la solución inmediata: “Haz lo que te haga feliz”…y en ello estoy, con cambio de carrera a falta de 4 asignaturas para acabar la primera, que era un lastre, con un trabajo temporal alimenticio pero que me aporta más recursos para viajar con mi famila, más cansada, pero lo mejor, “ilusionada y feliz” .
    Nos toca cambiar el chip, motivarnos, buscarnos, acoplarnos y vivir en un tiempo raro pero lleno de posibilidades.
    Yo sigo pensando qué haré cuando me den el finiquito, y cada vez son más las ideas que me rondan, y ese run-run interior es lo que me motiva al mucho más, me queda muchisimo más por hacer, pero tranquila, a mi ritmo y feliz, sin meta pero con un camino bien largo y sinuoso.
    Disfrutad y ánimo para todo lo bueno que vuestra mente os sugiera.
    Estupenda idea la de reflexionar en voz alta Kireei!

  17. 41
    Cristina dice:

    Hace 7 años me fui de España porque no veia futuro en mi vida profesional. En ninguno de mis muchos trabajos me habia sentido valorada, mas bien, lo contrario. Al llegar a EEUU, me tuve que reinventar, mis estudios en España no servian para nada. Ahora me dedico a dar clases de español por mi cuenta. En mi tiempo libre compro muebles baratos, los pinto y los revendo… asi me gano la vida. Durante este tiempo me he dado cuenta de lo mucho que valgo y he aprendido a valorarme a mi misma, algo que en España me pasaba al reves. Despues de 7 años, me aterroriza la idea de no volver a España nunca mas, aunque quizas me aterroriza mas pensar en que haria alli si volviera…

  18. Muy muy interesante reflexión…Estamos en una época convulsa donde aparentemente no todo es tan fácil ni lineal como en la generación de nuestros padres, pero a la vez creo que eso mismo lo convierte en una época muy interesante, en la que la originalidad y la creatividad están volviendo a resurgir con más fuerza, en la que tenemos el deseo de conocernos mejor a nosotros mismos y llevar una vida más acorde a nuestros valores… Aunque está claro que por el camino hay muchos obstáculos, pero el aprendizaje al saltarlos también va sumando para que encontremos un lugar en el que dar lo mejor de nosotros mismos :))

    Me ha gustado mucho la serie de fotos que acompaña el post…aunque estén todos sentados, a mí me invita a levantarme, a ponerme en movimiento… ¿Será por el texto? Curioso…

  19. 43
    Sarah dice:

    Llevo meses haciéndome la misma pregunta: “Qué hago con mi vida?” y en cierta manera consuela saber que no soy la única.
    Después de varios años con contratos temporales, me ofrecieron un trabajo fijo y con unas buenas condiciones y lo acepté encantada.
    No obstante, a medida que pasaba el tiempo empecé a darme cuenta que no era lo mío (no se asomaba ni de lejos “a lo que había estudiado), que no me gustaba y que no estaba a gusto (tampoco el ambiente ayuda).

    Y ahora me siento un poco atrapada. Atrapada porque trabajando aquí tengo la sensación que pierdo tiempo y oportunidades, que el tiempo pasa y que cada vez me alejo más del trabajo que me podría llenar. Que me hago mayor y que el tren se me escapa.
    Como dice Laura, las vidas perfectas con las que te avasallan por todos lados no ayudan y no hacen más que crear presión.

    Te pasas la vida estudiando y formándote. Gastándote pasta (pq es caro hacer posgrados o masters!) para que acabe siendo una línea más en tu currículum.
    Si consigo entrevistas te preguntan porque has cambiado tanto de empresa en los últimos años (2 años en cada empresa – con 32 años que tengo- es muy poco parece ser). Te descartan porque te falta experiencia en un campo en concreto (puedo aprenderlo fácilmente!) o porque te sobra y eres muy mayor (q son 32 no 70 años!).
    Y acabas por quedarte en el trabajo que no te llena hasta que se te hinchen los ovarios y lo mandes a la mierda.

    chicos de Kireei, gracias por esta reflexión :)

    • 44
      Lucy R dice:

      Me sorprende ver q alguien esta en similares condiciones q yo, yo también tengo 32 y estoy en un trabajo que me hace sentir igual…. En fin me identifique con tu comentario y con el post, saludos!

  20. 45
    Lila dice:

    Me siento tan identificada con este post. Estoy a punto de dejar a mi trabajo de 6 años como administrativa en una empresa multinacional que me ha estado torturando últimamente, matando mi creatividad, destrozando mi salud mental, convirtiéndome en una robot que debería sentirse contenta por el simple hecho de tener trabajo, pero ya no puede fingir. Cuando ya hayas trabajado de otra cosa, y sabes lo que te gusta, y sabes a lo que te quieres dedicar, pero por la culpa de (o gracias a) las circunstancias personales has acabado en España y esta España no tiene muchas cosas que ofrecerte, y que al mercado laboral le da igual que hables 8 idiomas, y que tengas un currículum impresionante, etc., pasar tantos años encerrada dentro de una oficina gris, sin vida, y atrapada con un trabajo sin sentido y sabiendo que no contribuyes a tu sociedad con nada de nada, la frustración se va acumulando y al final se convierte en una depresión casi incurable. He decidido que no puedo continuar más. Como viviré sin dinero, no lo sé. Apretaremos los cinturones, comeremos menos, y viviremos más. Espero que me funcione.

    Cuando era niña (en un páis soviético), no teníamos juguetes (igual un juguete cada 2 años), ni íbamos a los restaurantes para comer o cenar, (casi nunca) estrenábamos ropa nueva. Éramos muy felices por el simple hecho que podíamos jugar y los podres nos daban todo el amor, y el tiempo que necesitábamos (claro que los adultos tenían otros inconvenientes del sistema, pero este tema no abordaremos aquí hehe). Ahora, cuando veo una pila de regalos que recibe mi hijo para su cumple, o para los Reyes (que en realidad ya es feliz jugando en la calle en harmonía con la naturaleza), se me cruzan los cables, lo siento mucho pero no he podido adaptarme a las tradiciones de aquí. Me da mucha rabia, expreso mi inquietud a los padres de mi marido, pero por supuesto que me ignoran, y mi casa está llena de cosas innecessarias. no sé cómo cambiarlo.

    Otra cosa es “cuando estás quemada del trabajo que haces, por mucho que te guste”. Los ingleses generalmente se cambian del puesto o del trabajo cada 3-4 años, porque piensan que al cabo de unos años uno ya no se siente tan motivado. y yo lo veo natural, y normal, aunque aquí en España es un fenómeno raro, y de costumbre la gente lleva años trabajando en el mismo puesto.
    Bueno, Gracias, Kireei, por artículos tan interesantes. Un abrazo

  21. 46
    Angel dice:

    Personalmente encontré salida en una emprendeduria social que se está llevando a cabo en nuestro país.
    Trabaja con un sistema que es poco conocido en España : NetWorking, siendo este una excelente alternativa ya que ofrece a las personas, no trabajar para otro por un salario muy bajo, sino trabajar como empresario para uno mismo colaborando con otras personas y eres remunerado según tu crecimiento pudiendo conseguir en un tiempo de 2- 5 años la ansiada libertad financiera.
    Es una emprendeduria social porque al mismo tiempo tiene un impacto en otros sectores de la población mundial como es el caso de ”Tom Shoes” que por la compra de cada uno de sus modelos, paralelamente niños de Argentina necesitados de zapatos para poder ir a escuela reciben unos.
    En nuestro caso es con la desnutrición global.
    Realmente es un excelente alternativa que incluos grandes de la ecconomía mundial como Robert Kiyosaki lo recomiendan fervientemente.
    Es cuestión de abrir también un poco la mente a nuevas alternativas y pensar que todo no va a ser siempre un engaño.
    Por muy raro que parezca, existe gente que desea cambiar su mundo y cambiar el mundo al mismo tiempo.

    Un saludo y enhorabuena por el artículo.
    Angel:670420567

  22. Supongo que también hay que lograr una ruptura mental, desaprender lo que sabemos para poder crear nuevas estructuras que nos sirvan a navegar en la realidad actual.
    En mi caso también estudié una carrera totalmente vocacional, conseguí un trabajo estable “de lo mío” y con un buen horario, pero no era feliz… siempre buscando la forma de serlo, estudié mil cursos, un máster, dejé mi puesto para trabajar en una ONG… supuestamente al alcanzar todas esas cosas alcanzaría la felicidad plena, pero ese momento nunca llegaba…
    Ahora soy madre de 2 y relativizo todo mucho más, ya no veo que mi felicidad se encuentre en mis logros, sino en el modo en que vivo… la maternidad me obligó a bajar el ritmo de esa carrera frenética por llenar el “vacío existencial” y me hizo escucharme a mi misma, a verme en mis luces y mis sombras… decidí tomar el camino de vivir más sencillo, más natural, y de escribir sobre ello (escribir es una terapia estupenda!) y ahora he emprendido un proyecto laboral que nada tiene que ver con lo que estudié con 20 años pero sí con mi vida actual.
    ¿¿Y mañana?? seguramente deje de servirme lo que estoy haciendo ahora y tenga que reinventarme de nuevo, pero saberlo desde ya, asumirlo hoy, me permite avanzar y no tener miedo a lo que está por venir…
    Pufff, acabo de resumir de forma tan sencilla lo que tanto tiempo me ha costado aceptar que creo que he soltado un gran peso que todavía andaba arrastrando!!
    Gracias al artículo y a todos los comentarios!!!

  23. 48
    maria eugenia villegas dice:

    Hola. Nos das la oportunidad de refleccionar sobre nuestras vidas, un stop, un examen de conciencia y a seguir viviendo. No hay limite de edad y kos sirve mucbo las lecturas de experiencias vuestras. Chau. Con cariño MARU

  24. 49
    maria eugenia villegas dice:

    Hola. Nos das la oportunidad de refleccionar sobre nuestras vidas, un stop, un examen de conciencia y a seguir viviendo. No hay limite de edad y nos sirve mucbo las lecturas de experiencias vuestras. Chau. Con cariño MARU

  25. 50
    Rosalía dice:

    Me llega como anillo al dedo, soy mexicana y llevo casi 5 meses sin empleo, estudio reiki y bueno estoy sobreviviendo, buscando encontrar ese empleo que me permita desarrollar mis talentos y mi creatividad, somos muchos los que pasamos por una gran prueba como está, pero espero que el universo nos brinde las señales para encontrar nuestra misión de vida y nuestro lugar en este mundo ofreciendo a los demás nuestro amor a lo que realmente amamos hacer. Besos y bendiciones, mucha luz!

  26. 51
    Gry dice:

    Debemos aprender a detenernos………….a dejar de correr por costumbre,impulso o moda……….a darnos permiso de estar sin hacer nada=y disfrutarlo!!!La vida no es una carrera ni un reconocimiento social=la vida es la realidad de la que evadimos con “debo” o “debes”.darnos permiso a aprender a DISFRUTAR sin culpas y celebrar fuera de fechas pre fijadas también….La vida no tiene libreto ni manuales ni formulas=que hacer con tu vida??date permiso a vividla consciente mente!sin pudores,sin supuestos……Relájate=no le debes nada a nadie,reconciliate contigo misma y renuncia a los condicionamientos impuestos,Se feliz!ama!contempla!ríe!

  27. 52
    teresa zabal dice:

    ¿sabéis lo que es una banqueta de ordeñar vacas ?, Es una especie de taburete pero con 3 patas y es muy estable!.
    este es el ejemplo sencillo que me sirve para asesorar a la gente que atiendo. La persona es la banqueta, una pata es el área familiar o personal, otra pata lo laboral o económico y la otra lo emocional o espiritual. Cuidaremos y atenderemos a las 3 áreas porque las 3 son IGUAL de importantes. si una se debilita, la banqueta se tambalea y la pata se rompe. Por lo tanto cuidemos la pata emocional que casi siempre se nos olvida! Saludos

  28. 53
    Unified dice:

    Estudia la obra del Dr. Corrado Malanga is.gd/malangacorrado y entenderás por qué está pasando ésto.

  29. 54
    Yavy dice:

    Hola, la verdad me cuesta un poco enfocar el tema pero no por complicado si no por la sencillez que lo envuelve, lo mejor que le puede ocurrir a cualquier persona es plantearse cada día que quiere hacer con su vida yo llevo así 56 veranos y esto no es por haber fracasado ni por haber triunfado esto les ocurre a los inquietos de espíritu, a los curiosos, a los valientes, a los que tienen la mente abierta de par en par y no descartan nada.
    estas personas un día tomamos una decisión por que simplemente deseamos vivir de una determinada manera o simplemente creemos que es lo”nuestro” y pasado el tiempo necesario 3 mese, 3 años o dos décadas ese “modus vivendi” ya nos ha dado todo lo que necesitábamos o simplemente no cumple nuestras expectativas y nos planteamos… ¿que hago yo aquí?
    Esto es bueno no es síntoma de fracaso es claramente estar vivo. Yo espero seguir así el resto de mi vida. cuando mis dos hijas una de 6 años y otra de 20 meses se emancipen seguro que me planteare donde poner el siguiente huevo. para entonces si sigo vivo tendré unos 78 años pero esto no es un obstaculo para enfrentar nuevos retos.

  30. 55
    Lylo dice:

    Me alegra demasiado haber encontrado este espacio, lo estaba pidiendo a gritos, leerles me ha venido muy bien; haré lo posible por recordar todas las experiencias narradas. Abrazos inmensos desde la distancia llenos de gratitud por lo que comparten.

  31. 56
    Diana Amador dice:

    Soy profesionial en diseño y me dedico a las manualidades, artes, artesanías, jardín, huerto y hogar. Por un lado ha sido la cuestión de no hallar aprecio en el plano profesional por otro hallar mayor realización en cuestiones al margen del sistema y que nunca me ha satisfecho esa cuestión del éxito convencional, un buen trabajo con prestaciones y sueldo no significa autorealización si no puedes sentir que tu trabajo es útil, necesario y que deja una buena impresión (al margen del cliente), que tu familia (y tu misma) se sienta feliz por hacer algo aún cuando no tenga un reconocimiento oficial es más importante…

  32. 57
    Vici dice:

    Desde mi ignorancia cuando tenía 15 años, le decía a mi padre, que algo no me encajaba en como estaba estructurada la vida de la gente mayor, no entendía porque solo podía compartir con el apenas dos horas cada día…Pasaba los días mirando las estrellas junto con mis amigos y divagando, imaginando lo pequeños que seríamos vistos desde una estrella muy lejana, desde la cual cualquier problema personal era insignificante. Mi padre me decía:”ya te harás mayor y cambiaras de idea, entonces te darás cuenta de lo que es la vida”.
    Actualmente tengo 31 años y trabajo por voluntad propia de jardinero y en poda en altura como autonomo 3 días a la semana, y aun tengo más claro lo que pensaba a los 15 años…Mi experiencia es similar a la de muchos de vosotros. Pero para mi, la crisis ha sido una oportunidad increíble de volverme a preguntar como adulto quien soy, que me gusta, hacia donde me gustaría dirigirme, que vida estoy dispuesto a llevar…apartandome de lo convencional, de lo establecido. Aprendiendo a no tener miedo a perderme, a no juzgarme, a explorar nuevos senderos, a vivir con menos dinero y más tiempo, a utilizar la creatividad y entrega que tenemos dentro para acercarme un poco más hacia mis ilusiones…Pero sobre todo, a no perder el niño que llevo dentro.
    La siguiente ecuación, refleja de manera aproximada los años de vida que realmente viviremos si seguimos con el sistema de vida que nos han impuesto:
    24 (horas tiene un día) – 8 (horas durmiendo) – 8 horas (trabajando) – 2 horas (comiendo) – 2 horas (tareas y responsabilidades)= 4 horas (vida para uno mismo)—> que equivale a 1/6 (una sexta parte)
    Ahora coge los: 80 años (que puedes vivir) / 6 = 13 años ( es el tiempo real que tendrás para disfrutar de la vida si no estas enfermo o cansado)
    Tu aceptas esto? Yo no!!
    Ahora tenemos la oportunidad de cambiarlo…Aceptemos el emocionante desafío de vivir!!
    Un fuerte abrazo a todos.

  33. 58
    belimartinezMora dice:

    Hola… 57 años……Madre ….. e Hija….. Compartia trabajo y mis niños……Deje mi actividad profesional y fuí Hija….. de esos padres maravillosos…… que cuidarón de mi y yo despues de ellos……Y ahora…. que hago con mi vida……?????? pues soy Margen….. si si margen,,,, no marginal ni marginada….. soy ambulante … o más finamente titulado tengo un espacio gastronomico ambulante…. y que???? pues más que feliz me siento …. y trabajo en un colectivo con muchisimos más Margen como yo….. alguno profesores de Instituto…. avergonzados de este sistema educativo….. y biologos…. que por que están en este Margen ???? pues han decidido…… si nacemos desnudos…… moriremos desnudos….. y nuestra priopridad no es un adosado un bmw o yn jaguar….. es vivir cada día más feliz…. sin oir a esos medios de comunicación materialistas y visiosos egolatras del dinero………. Ah…. y tenemos Margen con fincas propias de 1000 Htras y venden sus productos recojidos por ellos mismos a las seis de la mañana……..Al alba—– pero al ocaso del día….. su sillón …. su libro… su infusión ….. y nada de cartas de los usueros ( es decir los banqueros) !!!! Es la verdad de la vida de algunos Margen…… Gracias a todos los que en los mercados nos tratais tan tan bien…….

  34. Pingback: Vivir Más Natural Todavía no se qué hacer con mi vida - Vivir Más Natural

  35. Pingback: Balance del año: los posts más leídos de 2014 - Mi casa en cualquier parteMi casa en cualquier parte

  36. 61
    quintivichy dice:

    Yo también ando divagando, pensando en el futuro… no me veo con 60 años (ahora tengo 41), y aún trabajando en el hospital de fisioterapeuta. Intento desempeñar mi trabajo lo mejor posible, pero he elegido tener una reducción de jornada porque para mi el dinero vale lo necesario. Mis niños ya van al cole y podría volver a la jornada completa, pero no quiero correr más, ni ir a lo justo con los horarios, paso…
    Muchos no estaréis de acuerdo. Lo sé porque en mi trabajo me lo recuerdan a diario: “¿Y te merece la pena estar con una reducción? ¿No es mejor que álguien te lleve los niños al cole y dejarlos en el comedor?”. No me entienden, no comprenden que prefiero ganar menos y poder disponer del tiempo para llevarlos al cole y darles de comer en casa. Disfrutar de ellos. Aunque no tenga para un superviaje en el verano.
    La vida es super super super corta. Y pasa rápido. No podemos caer en la trampa de hacer que vaya aún más rápido con las correras del día a día. Yo me niego.
    Y respecto a las redes sociales, no estoy en ninguna. Y tengo un blog de artesanía al que le vendría muy bien ser más conocido, llegar a más gente… Pero no me interesa de esa forma. Como decías antes Cristina, voy a medias, intentando compaginar lo establecido, la norma, con algo más creativo, con más chispa, más yo. Y no tengo ninguna prisa. Me conformo con ir compaginando ambas cosas. Y ese es el ejemplo que quiero dar a mis niños: sin tele en su cuarto, sin maquinita de juegos hasta los 10 por lo menos. De todas formas antes tampoco la habían pedido. No tenían necesidad porque han sido niños de tirarse al suelo a jugar. Se han inventado (y siguen) sus propios juegos e historias, y no les ha hecho falta una maquinita que les guíe. Y lo mío no es extraño. Todos hemos sido niños y nos hemos criado muy bien sin nada de eso ¿no?
    ¡Madre que rollazo he soltao! Pues eso, que yo creo en un mundo más humanizado, más “mediocre” en el sentido de no perfecto. Un mundo más corriente pero más humano, donde se disfrute con lo simple, lo cotidiano. Y donde lo extraordinario sea un añadido, un capricho, no una necesidad, que es lo que parece que es hoy.
    Tu revista muestra eso, lo lento, lo simple. Por eso me gusta tanto.
    ¡Feliz año y muchas gracias por este post tan intenso!

  37. 62
    vanessa dice:

    Hola,
    Justo hoy cuando acabo de escribir un post sobre nuestro sistema educativo, encuentro este post tuyo. Creo que una educación creativa ayuda a los hijos a encontrar mejores trabajos o por lo menos a no perder de vista quien son en realidad y tener más claro que quieren conseguir o dónde quieren llegar. Te dejo mi link por si te apetece leerlo y compartirlo. Conozco a gente de tu entorno social porque conozco a muchas mamás de Ojo de Agua, a ver si algún día puedo conocerte a ti también, me gusta como piensas. http://caputxetacreativa.com/2015/02/20/me-niego-a-que-mis-hijos-sean-robotizados/

  38. 63
    Isabella dice:

    Yo soy una chica de 19 años, empezando el primer semestre de la carrera de psicología, y hoy me encuentro con la crisis existencial mas aguda de mi vida (o lo que llevo de mi vida), en dónde me dí cuenta que me metí a esta carrera porque me llamaba la atención, no porque me apasionara. Sigo estando varada en un dilema, entre dejar la escuela y trabajar un rato, hasta hallar lo que me interesa, porque después de todo, que de malo tiene no hacer lo moralmente correcto? Quien inventó todo eso? Además de que me cuesta dinero, tiempo. Ahora bien, quiero irme a la India por 1 año, y vivir el sueño de toda mi vida. Y mi madre me ve como si fuera un bicho raro y que me voy a arrepentir, y todo lo demás, pero justo ahora no quiero empezar una carrera porque aún si me meto para Astronauta, no voy a estar conforme, porque en esta etapa de mi vida, sigo sin descubrir mi verdadera pasión, vocación, etc. Y no voy a gastar mas plata en una institución, que por más bonita y prestigiada sea, no me interesa, ahí está, no lo quiero, no le veo la gracia, por lo menos no en este momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>