Trabajar tu crecimiento personal implica trabajar la historia que te cuentas

quote kireei 2

 

Me dejaba el otro día una lectora un comentario en el que decía que entendía lo que publico en los posts de domingo sobre crecimiento personal pero le costaba aplicarlo.

Y ciertamente es difícil.

Hay muchas maneras de cuidar nuestro estado anímico, y de madurar pero uno de los más poderosos es trabajar la historia que te cuentas, al menos a mi es lo que más me ha servido. Hice terapia y he leído muchos autores y esto me ha ayudado a entender los mecanismos con los que he funcionado a lo largo de mi vida pero nada me ayuda tanto como mi propia auto-ayuda.

Para nuestros malestares podemos ayudarnos de terapia, de apoyos de la gente que nos quiere, de yoga, de mindfulness, de alimentación sana, y de muchas cosas más pero poner a trabajar el entrenador personal que tenemos en la cabeza es tremendamente poderoso. Una y otra vez, una y otra vez, enviándonos mensajes distintos a los mensajes tóxicos que nos salen naturalmente y por inercia, hasta hacer músculo, integrarlo y ponerlo en piloto automático. Gimnasia mental nivel deportista.

No es fácil, por supuesto. Yo ahora estoy “curándome” mensajes tóxicos que me he narrado toda la vida, y esto empecé a “curarlo” y “currarlo” hace diez años. Es una tarea lenta, solitaria, fácil de abandonar. Porque cuesta mucho, porque estamos muy oxidados.

Son muchos años contándonos un tipo de historia, y contarnos otro tipo de historia no es fácil. Además, el crecimiento no consiste solo en contarnos otra historia estilo loro. Si te llevas mal con tus padres desde siempre para llevarte bien no es suficiente decirte “me tengo que llevar bien con mis padres”, igual que para dejar de fumar no es suficiente decirte “tengo que dejar de fumar”.

Hay que entender porque te llevas mal, y dar un giro, y hay que entender qué te lleva a fumar y dar un giro.

Es difícil explicar lo que le funciona a uno para que le funcione a otros, porque el crecimiento personal es eso, algo personal, un camino que es único y que cada uno lo tiene que hacer en solitario, pero lo que puedo aportar es esto, la necesidad de cambiar la historia que te cuentas.

Cuando me llevo mal con mi madre ahora me cuento otra historia, me digo que si quiero que las cosas cambien necesito entenderla mejor.

Cuando me dan bajones por vivir sola me digo que esta es la mejor vida que de momento puedo tener.

Cuando me siento culpable por no pasar más tiempo con mi hijo me digo que sintiéndome culpable me voy a hundir más y tendré menos alegría en los momentos que sí que paso con mi hijo.

Cuando me siento insegura como único sustento de la familia me digo que ahora no tenemos problemas, que cuando los tengamos ya me preocuparé.

Cuando alguien hace algo que me duele, me digo que en la vida siempre pasarán este tipo de cosas y tengo que vivir con ellas.

Cuando me agobia la ansiedad por avanzar, por tener, por cerrar, por conseguir, me digo que es aquí y ahora donde vale la pena estar.

Cuando no veo la luz al final del túnel me salgo del túnel y camino a campo abierto.

Cuando…Cuando… Cuando…

 

8 respuestas a Trabajar tu crecimiento personal implica trabajar la historia que te cuentas

  1. 1
    Noelia dice:

    Soberbio. Me viene genial este post porque justamente ayer hablaba con mi marido de esto mismo que es en donde yo estoy y quería que el lo viera porque lo necesita… Le diré que lo lea seguro que lo entiende mucho mejor con tus palabras. Gracias!!! Y a seguir caminando.

  2. 3
    Begoña dice:

    Ay Cristina,super identificada!Que bien explicas con palabras sentimientos que a veces no comprendemos y nos desbordan!Leerte siempre me serena!Un abrazo!

  3. 5
    Esther dice:

    Cierto, el cambiar cosas que tenemos interiorizadas, pero que no son buenas para nosotros, es un entrenamiento en el que hay que mantener la constancia, pero aunque cueste y nos desmotivemos es el trabajo que más esfuerzo merece. Gracias por recordárnoslo y animarnos

  4. 7
    Lou dice:

    Yo también pasé por terapia en un momento de crisis existencial y al final del mismo descubrí que la historia que me contaba sobre mí misma era mentira.
    Costó aceptar ciertas realidades de mi personalidad, el eneagrama me ha ayudado mucho en eso, pero terminar dos meses de terapia en el que acabas en lo más profundo de tu ser te permite renacer de las cenizas como el ave fénix.
    Desde hace más de una decada practico meditación budista, no es mindfulness, es un trabajo mucho más parecido al proceso que tú describes y sobretodo el cambio de paradigma: la entrega, la aceptación y la escucha son pilares super importantes.
    Añádele a eso mucho amor y paciencia con una misma, un poquito de cuidado a nivel físico tanto de ejercicio, descanso como alimentación y tienes un cocktail maravilloso para crecer con fuerza.
    Gracias por exponer tu vulnerabilidad y ser tan transparente, genera una conexión muy bonita aún a través de la pantalla.
    Un abrazo y feliz semana!
    Lou
    slowlou.com

  5. 8
    Raquel dice:

    Ay, cambiar esos mensajes cuanto cuesta… En eso ando! Muchas gracias por tus reflexiones, cuanta verdad y cuanto nos ayudan. Eres inspiración!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>