Un jardín silvestre en la terraza

Hace tiempo tuve una terraza, pero acabé odiándola por el trabajo que me daba. Y al final, ¿para qué?, me preguntaba. Mi poca pericia con las plantas me garantizaba muchas más bajas de las deseadas. Aun así, visto en la distancia, echo mucho de menos poder tener mis propias fresas acabadas de recolectar, el laurel y el perejil fresco, flores en primavera, plantar bulbos y semillas y contemplar incrédula cómo a veces crecían, cenar en verano al lado de las enredaderas, rezar para que el limonero finalmente diera algún limón…
He visto esta terraza que es la solución para todas las personas negadas para la jardinería: plantas que no necesitan casi mantenimiento, flores silvestres, gramíneas, plantas resistentes al viento, al frío y a las enfermedades. No es un cultivado jardín inglés pero tiene su encanto, ¿verdad?

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>