Una casa de 150 años, reformada

Esta antigua casa sueca del siglo XIX, ubicada en un entorno rural y completamente "a reformar" fue adquirida por una joven pareja que huía de la ciudad en busca de un entorno más favorable en el que vivir con los niños (naturaleza alrededor, gran jardín, mucho espacio dentro de casa…). La han reformado ellos mismos, manteniendo la mayor parte de los elementos originales (suelos, carpintería…) e incluso algunos muebles que encontraron allí.

Esta es la entrada, precedida por un porche cerrado (obligatorio por las necesidades climatológicas, una excelente idea para desprenderse de las prendas de abrigo, botas y demás). A destacar la luminosidad de la entrada y la amplitud del espacio, comunicado por puertas dobles con la cocina que, a su vez, está comunicada con la sala de estar (al fondo).

 

 

Esta es la cocina de los años 40 que han actualizado. Conviven elementos modernos como la mesa y la lámpara, con otros antiguos, como las sillas. La gran mesa sirve de centro de reunión para múltiples actividades, realmente la cocina es el corazón de la casa.

 

 

Aunque no lo parezca, este es un rincón de la cocina, que ya habíamos vislumbrado en la imagen de la entrada.

 

De la cocina se pasa a la sala, presidida por esta cocina económica que hace las funciones de estufa/hogar.

 

 

Esta es otra zona de la sala de estar, amplia y luminosa. Me encanta ese armario antiguo reciclado en librería.

 

 

La zona de estar, vista desde el dormitorio. Nos encontramos, pues, con una continuidad entre los espacios en los que se desarrolla la vida en la casa.  

 

 

Nos quedamos sin ver las habitaciones de los niños ni el baño, quizá todavía estén en plena reforma…

Me han gustado los espacios abiertos y luminosos, la combinación de lo nuevo y lo viejo, y el hecho de haber mantenido la carpintería antigua, con sus pasos gastados por el uso, y los suelos de madera con todas sus imperfecciones. Un bonito lugar en el que vivir todos juntos compartiendo espacios, sin sentirse apretujados.

 

10 respuestas a Una casa de 150 años, reformada

  1. 1
    cbm dice:

    que espaiós, quina enveja!!!

  2. 2
    rilke004 dice:

    ME-EN-CAN-TA!!

    Q claridad, que sensación de frescura!
    Casi puedo oler el aroma de flores y colonia de bebé!

  3. 3
    Violeta dice:

    Yo que soy una urbanita, sólo me iría a vivir al campo a una casa como esta.. qué maravilla.

  4. 4
    Miercoles dice:

    esta entrada ha sido como una señal, pero al revés jijiji

    ¿dónde puedo ver mas de esta casa?

    Gracias

  5. 5
    Elena dice:

    Si en el cuerpo del texto no ponemos el origen de las imágenes, está indicado al pie (visto en…)
    En este caso puedes ver más en una revista sueca, tienes el enlace al pie de la entrada.

  6. 6
    Miercoles dice:

    esta entrada ha sido como una señal, pero al revés jijiji

    ¿dónde puedo ver mas de esta casa?

    Gracias

  7. 7
    Miercoles dice:

    muchas gracias y perdón por repetir el comentario (le dí a refrescar…)
    Mañana por fin podré ver la mía…Sé que va a ser necesario tiempo y dinero, pero me hace taaanntaaa ilusión.
    Estos días estaba pensando si merecería la pena o no y cuando vi vuestra entrada fue como una señal…el empujoncito que necesitaba.
    Ahora sólo falta que el arquitecto nos de el ok, el banco el dinero (jeje) y a crear hogar…Jo, qué ilusión!!

  8. 8
    Elena dice:

    Ah, ahora entiendo lo de la "señal al revés". Pues felicidades por dar ese paso, espero que la parte económica y logística os salga bien. Por lo demás, con cariño y dedicación seguro que os quedará precioso. Sería genial que dentro de un tiempo pudieras compartir las fotos con nosotros.

  9. 9
    Miercoles dice:

    es al revés porque yo me voy del "campo" a la ciudad
    Me encantará compartirlo con vosotros.
    Es un piso en el casco antiguo de mi ciudad. El edificio data de 1884 y aunque no he visto el piso sé que es grande, luminoso y con un valor sentimental que ningún otro piso podría darme.

  10. 10
    Elena dice:

    Ah… jajaja. Pues no, no lo había entendido. Gracias por la aclaración. Los pisos antiguos tienen inconvenientes, claro, pero si la finca está en buen estado tienen montones de ventajas. La altura de los techos, los espacios generosos, el tipo de ventanas… y luego también, claro, la historia que hay detrás y el encanto que tienen.
    Vivir en la ciudad también tiene sus ventajas. Las librerías bien surtidas es una de las que más aprecio yo.
    Que haya suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>